Martes 13 de abril, 2021
  • 8 am

Con varias plantas con casos de Covid-19 en sus empleados la cayó de las 40.000 cabezas

La escasez de ganado terminado y el cese de actividades en algunas plantas por casos de Covid-19 en sus trabajadores se hizo notar y la faena semanal de vacunos mostró una fuerte caída ubicándose debajo de las 40.000 reses. Aun así, en lo que va del año se mantiene 32% por encima que un año atrás.
En la primera semana de febrero se faenaron 38.322 vacunos, 15% menos que los 44.933 registrado en la semana previa pero un 6% más que las 36.190 reses industrializadas un año atrás según los datos del Instituto Nacional de Carnes.
Todas las categorías bajaron su actividad con excepción de las vaquillonas.
Las hembras fueron mayoría absoluta con una participación del 57% del total faenado, cuatro puntos porcentuales más que la semana anterior y la misma participación que un año atrás.
En la semana cerrada el 6 de febrero se faenaron, un 3% m 15.664 vacas, un 17% menos que las 18.968 de la semana anterior y un 4% más que las 15.021 de un año atrás.
La faena de vaquillonas mostró un aumento semanal de 25% pasando de 4.880 a 6.084 cabezas. En la comparación interanual la faena de vaquillonas quedó 11% por encima de 2020.
La faena de novillos ajustó 21% a la baja, pasando de 20.204 a 16.018 animales, pero se ubicó un 7% por encima que las 14.970 faenadas en igual semana del año pasado.
Pul, Canelones y Bpu fueron los tres frigoríficos que registraron la mayor actividad, con un 13%, 12% y 10% de participación sobre el total faenado respectivamente. La situación sanitaria en los frigoríficos sigue en la mira; Frigorífico Carrasco, Colonia y Tacuarembó no registraron actividad la semana pasada.