Martes 13 de abril, 2021
  • 8 am

Controlan ingreso de semillas de colza y alfalfa

El Instituto Nacional de Semillas (Inase), el Gabinete de Bioseguridad y la Dirección de Bioseguridad e Inocuidad Alimentaria del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) extreman los controles en semillas de alfalfa y colza, para evitar el ingreso al país de productos contaminados con transgénicos, informó el presidente del Inase, Ing. Agr. Alvaro Núñez. “A nivel internacional son muy utilizados los cultivos transgénicos de ambas especies, pero a nivel nacional esos eventos no están autorizados”, explicó.
A pesar de que las variedades que se importan no son transgénicas, está el riesgo de que haya una contaminación. “Hemos encontrado semillas importadas que tenían semilla transgénica”, confirmó el jerarca. De todos modos, aclaró que las empresas que importan el producto lo desconocen, y que para hacer más eficientes los controles, se permitió que la empresa importadora haga el análisis en un laboratorio extranjero, y evite traer un producto contaminado al país.
Si es importado e Inase detecta que el lote está contaminado, se deberá destruir o deportar al país de origen, y el importador tendrá una importante pérdida económica y de tiempo, detalló Núñez, y agregó que fue esa una de las razones por las que se habilitó el control en el extranjero.
De igual forma, algunos lotes vuelven a ser inspeccionados después de su ingreso al país, señaló el presidente del Inase.
Solicitud de
aprobación de eventos
Al ser consultado sobre si alguna empresa había solicitado la habilitación de eventos transgénicos para colza y alfalfa, Núñez respondió que no. “Me da la impresión de que no están las condiciones dadas, porque quienes más apoyan estos controles son los propios exportadores de granos de colza. Tienen muchas exigencias de Europa, que impide el ingreso de colza transgénica, y el hecho de que Uruguay se mantenga libre, les da garantías a los exportadores”, explicó.
Núñez consideró que “la exportación es el camino, porque escuchando a los actores le veo poco futuro a los biocombustibles, por el costo y porque en el futuro la energía más amigable será la eléctrica”.