Lunes 20 de septiembre, 2021
  • 8 am

Se han visto muchos casos de dermatitis atópica relacionados con alergias al polen

La dermatitis atópica es una afección inflamatoria y crónica de la piel que causa picazón severa. Los dermatólogos sostienen que se denomina “atópica” porque no afecta a un área específica, sino que puede afectar a diferentes partes del cuerpo.
En los últimos días se han visto varios cuadros de este tipo en las emergencias.
PRONÓSTICO DE LA ENFERMEDAD
Es una enfermedad que tiende a ser crónica: tratándola adecuadamente, los síntomas se pueden mantener bajo control, pero a veces nunca se resuelve por completo.
Sin embargo, en algunos casos la patología desaparece durante la adolescencia.
En los casos en que la enfermedad continúa presente incluso en la edad adulta (es decir, si se vuelve crónica), sus manifestaciones suelen ser más graves con el paso del tiempo.
CAUSAS
La dermatitis atópica se debe a una reacción en la piel. Esta provoca picazón, hinchazón y enrojecimiento continuos.
Las personas con dermatitis atópica pueden ser más sensibles debido a que su piel carece de proteínas específicas que mantienen la barrera protectora contra el agua.
La dermatitis atópica es más común en bebés. Puede comenzar incluso ya a la edad de 2 a 6 meses. Muchas personas lo superan con el tiempo a comienzos de la vida adulta. Las personas con dermatitis atópica a menudo tienen asma o alergias estacionales. A menudo, hay antecedentes familiares de afecciones alérgicas como asma, rinitis alérgica o eccema. Las personas con dermatitis atópica a menudo dan positivo en las pruebas cutáneas para alergias.
-Alergias al polen, el moho, los ácaros del polvo o los animales
-Resfriados y aire seco en el invierno
-Resfriados o la gripe
-Contacto con materiales irritantes y químicos
-Contacto con materiales ásperos como la lana
-Piel reseca
-Estrés emocional
-Perfumes o tintes agregados a las lociones o jabones para la piel