Domingo 5 de diciembre, 2021
  • 8 am

Bebé de un año murió por ingesta de pasta base en Hospital Maciel de Montevideo

Un niño de un año murió casi en la medianoche del pasado martes, tras ingresar a la emergencia del Hospital Maciel en la capital del país. El hecho ocurrió concretamente sobre las 23:30 del martes, en una pensión. Fuentes de la investigación informaron que “el bebé llegó al Hospital acompañado por su madre, una menor de 17 años, de nacionalidad cubana. “La mujer refirió que el niño se había sentido mal, y que le había encontrado una dosis de pasa base dentro de la boca”, dijeron las fuentes. A su vez, señaló a los investigadores que su hijo “se encontraba en el baño de la pensión donde vive, jugando con otros pequeños”. “En determinado momento se percató que el bebé tenía un envoltorio en su boca y se empezó a desvanecer, por lo que tomó al niño y se subió a un taxi que pasaba por el lugar”. Al llegar a la intersección de Lima y Magallanes vio un móvil policial, al que le pidió auxilio. La Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) informó en un comunicado ayer de tarde cómo fue el proceso de atención médica del bebé. ASSE da cuenta que el bebé fue llevado por su madre a la emergencia del Maciel a las 21:30, y que a la hora 22 sufrió el primero de varios paros cardíacos. También señala que la mujer demoró en informar a los médicos que su bebé había ingerido por accidente pasta base de cocaína. Hasta ese momento los profesionales consideraban que el grave estado del bebé se debía a un tema de «índole neurológico». Cuando la madre dice que le había encontrado pasta base en la boca al niño, los médicos se contactan con el Centro de Investigación Toxicológica, «pero lamentablemente su cuadro ya era irreversible», dice el comunicado de ASSE. Pese al esfuerzo de los médicos por salvarle la vida, el pequeño falleció minutos antes de la medianoche. La situación se originó en una pensión de la calle Asunción, en la zona de la Aguada. A poco de haber ingresado al Hospital Maciel profesionales médicos constataron el fallecimiento del pequeño, que “había llegado convulsionando”. La Justicia ordenó que el cuerpo fuera derivado al Instituto Técnico Forense (ITF) para la autopsia correspondiente. El caso está a cargo de la Fiscalía de Flagrancia de 2do. Turno. En principio, el caso lo tomó la fiscal la fiscal Gabriela Peraza, quien, en principio, dispuso la autopsia y la historia clínica, y una inspección en la pensión.