lunes 4 de marzo, 2024
  • 8 am

“Hay personas que hasta el día de hoy consideran que el alcohol y el tabaco no son drogas”

Por Andrés Torterola.
El Psicólogo especialista en adicciones Hermann Schreck en dialogo con CAMBIO hizo referencia a las nuevas miradas y herramientas para prevenir el consumo problemático de drogas y la conducta suicida. El especialista dijo que hay temáticas que son tabú, hay familiares que les cuesta hablar sobre estos temas, el enfoque con respecto a las drogas, las nuevas miradas tienen que ver con que se deja de poner como centro del problema las sustancias y empieza a enfocarse más en las personas, en su historia y en su realidad.
EL PROBLEMA DEL ALCOHOL
“Yo trabajo en esta temática hace más de 30 años y lo que yo sabía de las drogas en mis inicios es muy diferente al conocimiento que tengo hoy. En los años 90 el enfoque tanto para el tratamiento, como en la prevención era drogo-céntrico, desde algunas ideas que ya están perimidas, como por ejemplo que las drogas son las que vuelven adictas a las personas o que las drogas inducen a hacer cosas, en ese sentido la palabra droga desde un concepto muy difuso, porque en la cabeza de las personas algunas sustancias son drogas y otras no son tanto, en función de la asimilación social y el consumo de cada uno. Para explicarlo más claramente hay personas que hasta el día de hoy consideran que el alcohol y el tabaco no son drogas, y que la marihuana, cocaína y pasta base si lo son”, dijo. Indicó que especialmente en los adolescentes se encuentra mucha preocupación por algunas sustancias y muy escasas percepción de riesgos en el consumo de otras, hoy en día se sabe que la principal droga consumida en el país es el alcohol, pero además a nivel de adolescentes son la principal causa de situaciones de violencia, incidentes de tránsito, muchas veces están en la base de un intento de autoeliminación.
AA y NA SON MUY IMPORTANTES
Schreck aseguró que su enfoque desde hace ya varios años, encuentra el sentido por el cual una persona consume drogas y desde el ámbito familiar o desde el lugar donde se desempeña laboralmente no debe relacionarse con alguien que consume droga, sino que la relación sea con, una persona, y poder ver a esa persona más allá de su consumo. En cuanto a la denominación “consumo de drogas”, Schreck dijo que el consumo de alcohol viene de larga data, está instalado en muchas comunidades con muy baja percepción de riesgo y una naturalización, existe muchas veces una incitación por parte de los adultos a que los niños en edades muy tempranas comiencen a consumir alcohol por todos los valores asociados a una cultura machista. En cuanto a las comunidades de Alcohólicos Anónimos y Narcóticos Anónimos, el especialista dijo que cumplen un rol muy destacado, con una muy rica historia de acompañamiento, ayuda, son los que están presentes en comunidades donde no hay otros recursos, son grupos de fácil acceso, gratuitos y cumplen una función muy importante. De todas formas, señaló que sin dejar de reconocer ese valor tiene una mirada diferente sobre el enfoque que da estas comunidades, pero desde el más absoluto respeto y reconocimiento de la labor que hacen.