viernes 30 de septiembre, 2022
  • 8 am

¡Muy feliz salud!

Gerardo Ponce de León
Por

Gerardo Ponce de León

15 opiniones

Por Gerardo Ponce
De León
¡Qué año que ha comenzado complicado! Esperamos y confiamos que se va a dar vuelta la pisada, ya que en la parte de la salud nos lleva por culpa nuestra (en la mayoría de los casos por no cuidarnos), contagiando a quien no tiene nada que ver. En la parte laboral nuestra, entramos sin agua en las cañadas o pozos, complicando más aún, la falta de pasto. Pero El de arriba, sabe lo que hace.
El agro es la locomotora de la economía de nuestro país y si ella camina, se mueve todo: forestación, agricultura, tambo, ganadería, horticultura y podría seguir nombrando derivados, que lo integran. Para muchos le da “ardor” en la garganta reconocer esto, pero a la prueba me remito, ya que el país está marchando. La verdad que da “cosa” ver los colores que presentan los campos, el estado de los ganados, y las aguadas que solamente le quedan el nombre. Cada establecimiento agropecuario es un mundo aparte y comparar uno con otro, podemos caer en el error de que en uno se puede hacer mejoras y en otros, no.
Pero sin salud, no podemos hacer nada. Es un factor muy importante y nos permite lograr o hacer cosas que, sin ella, es imposible realizar. Muchas veces no medimos el costo que tiene. Muchas veces no nos damos cuenta su valor y muchas veces nos creemos que nunca la vamos a perder. El día que nos hace falta, recién ahí, nos damos cuenta de su importancia. Con ella podemos hacer frente al trabajo, podemos movernos, logramos realizarnos como personas, ya que no tenemos que pensar en que me puede pasar algo, ya que me falla la salud. La salud es como la luz, nos acostumbramos a tenerla, cuando no está, nos damos cuenta de nuestra dependencia hacia ella. Me pregunto: ¿qué hacemos con un trabajo sino tenemos salud? Al contrario, si tenemos salud podemos tener trabajo. A nadie le gusta tomar a un enfermo, para que trabaje con uno, ya que de entrada es una complicación.
Es lógico que todos queremos trabajar, porque significa la solución a la alimentación, la salud, la enseñanza, etc, pero para esto tenemos que tener salud. Tenemos que aprender a cuidarnos y si nos cuidamos, indirectamente cuidamos a los demás. Gran lección que nos ha dejado esta pandemia; nos hace más humanos, pero sabemos que existen, por diferentes motivos, gente que no está de acuerdo con esa libertad responsable que nos piden. Dentro de las fuentes de trabajo, tenemos gente que piensa y llevan adelante, su vida en base a lo natural y no están de acuerdo con darle al organismo algo que no sea natural. Es nuestra obligación respetar esta forma de pensar, estemos o no de acuerdo.
Por eso tenemos que pedir SALUD para este año que comienza, pero tenemos que agregar nuestra cuota parte para ayudar a tenerla, no podemos jugar con fuego, ya que nos podemos quemarnos y ahí nos vamos a dar cuenta de la importancia y valor de este pedido. Si la perdemos la valoramos y si la tenemos no la cuidamos.
No le echemos la culpa solamente a los jóvenes, todos tenemos que ser responsable y todos la tenemos que ubicarla dentro del valor que le tenemos dar. Por eso y para terminar, les deseo a todos, que recordemos que cada día es como nacer de nuevo, por lo tanto muy feliz SALUD.