Domingo 22 de mayo, 2022
  • 8 am

Por la falta de agua en el centro del país cambian soja de segunda por maíz

La situación de déficit hídrico derivó en la toma de algunas decisiones por parte de los agricultores en departamentos, como Durazno, donde parte del área de soja de segunda se destinará a maíz. Además, parte de los maíces de primera se están picando. “Los techos de rinde, en el mejor de los casos, llegan a 4.500 kilos por hectárea”. Así lo señaló el técnico Nicolás Naredo, quien es asesor de empresas agrícolas del centro del país, en Carve.
Dijo que entre un 60% y 70% de área de soja fue ocupada por cultivos de primera, que se logró implantar a partir de octubre, y el resto de la superficie corresponde a sojas de segunda que se terminó de sembrar a fines de diciembre y primeros días de enero.
Naredo explicó que en esa zona alrededor de un 10% de la superficie de soja de segunda se debió pasar a maíz de segunda porque “se iba la fecha óptima de siembra” de la oleaginosa, comentó.
Otra de las medidas adoptadas por los productores fue decidir el picado del maíz, ya que se vio afectado por la falta de agua. “Del total de la superficie sembrada de maíz temprano hoy estamos picando un 70%”, porque los techos de rinde, “en los mejores casos, llega a 4.500 kilos por hectárea. No somos una empresa que pique, pero fue la mejor opción que teníamos”, precisó.
Naredo señaló que esos maíces se están picando con el optimismo de sembrar una colza invernal, sobre fines de marzo, para tratar de salvar esa cuenta. “El año pasado hicimos algunas pruebas con un hibrido de canola invernal y los resultados fueron muy buenos”.
Recordó que por los pronósticos climáticos para está zafra se cambiaron las proporciones. “El maíz de primera ocupó el 30% del total y los tardíos y de segunda, llegaron al 70%, cuando habitualmente era al revés”.
Indicó que los cultivos de soja de primera “están armados, sufriendo la la falta de agua, pero siguen en carrera”, ya que “están en estado vegetativo, todavía no estamos en reproductivo”. Si llega a llover en los próximos días no se perderá potencial. Los cultivos de segunda se encuentran “muy dispares, los recién emergidos con estás altas temperaturas están con mucho riesgo. Precisamos terminar de lograr esos cultivos”, consideró.