jueves 29 de septiembre, 2022
  • 8 am

Inicia camino de preparación diocesana rumbo al Sínodo de Obispos a realizarse en Roma en 2023

Por Daniel Spinelli.
Después de un tiempo de estar en la diócesis y visitar las diferentes comunidades – a pesar de la pandemia- el obispo de la Diócesis de Salto, Mons.
Arturo Fajardo, pudo llegar al seno de las diferentes capillas y parroquias de la diócesis. Tras esta tarea el jerarca ha adoptado algunas decisiones al respecto. Junto a esa recorrida ha estado visitando muchas parroquias y capillas de campaña como en Colonia Lavalleja (que tiene 29 centros), Guichón, Artigas y Fray Bentos. Fajardo dijo que luego de ese intercambio con los sacerdotes y las comunidades se han decidido una serie de cambios en la actividad pastoral de la diócesis. Esto sumado a un motivo especial respecto a la situación del Padre Zenón (Párroco del Cerro), que luego de cumplir más de 80 años de vida y otros tanto de trabajo en la Iglesia Uruguaya, regresa a su Italia natal aunque continuará apoyando desde su lugar de una manera distinta.
CAMBIOS EN LA DIÓCESIS
El obispo dijo que respecto a esto había que cubrir la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús del Cerro y es por eso que se decidió una serie de traslados y de cambios, en la búsqueda de un mejor aprovechamiento de los recursos que siempre son escasos. Se ha solicitado apoyo a Diócesis de otros lugares y hay un apoyo muy importante de cristianos que se vienen preparando para recibir el Diaconado permanente. En la Parroquia del Cerro a partir de febrero asumirá como párroco el Padre Mauro Cardozo que estaña oficiando como párroco de la Catedral. En la Catedral de Salto asumirá como párroco el Padre Carlos Silva que estaba trabajando en el Sagrado Corazón de Paysandú, Vicario General de la Diócesis de Salto y además fue Administrados Diocesano cuando la diócesis estuvo vacante por la muerte de Mons. Fernando Gil. En lo que respecta a Paysandú hubo que cubrir la vacante que dejó Carlos Silva y es por eso que se decidió el traslado del Padre Gustavo Langone que estuvo años en la Catedral de Salto. Por su parte el Padre Dardo Carballo que estaba trabajando en Bella Unión se va a trasladar como párroco a Young para cubrir la vacante que deja Gustavo Langone.
SÍNODO DE OBISPOS
Por otro lado los obispos uruguayos se vienen preparando para lo que será el Sínodo que es la reunión de los obispos con el Papa Francisco en Roma -que se celebrará en el 2023- y donde el objetivo es analizar cómo caminar juntos en la vida de la Iglesia.
Fajardo dijo que el Sínodo cuenta de tres etapas. En estos momentos se está trabajando en la primera etapa que consiste en analizar el trabajo en las diferentes diócesis. El lema de su preparación es “Por una Iglesia Sinodal”, donde todos caminemos juntos en Comunión, Participación y Misión.
Se hará una etapa diocesana, una etapa nacional y una continental y luego recién habrá una etapa en roma con el Santo Padre. Fajardo dijo que todo esto tiene como objetivo principal animar la tarea de la iglesia y fomentar que la “misión tiene una Iglesia” y en ese sentido hay que caminar siempre con el objetivo de estar más cerca de los que necesitan y más cerca de Dios.