miércoles 28 de septiembre, 2022
  • 8 am

Nacimiento de Saturnino Ribes en el año 1824

Por Cary de los Santos.
Saturnino Ribes (vasco-francés), nació un 28 de noviembre de 1824, en Bayona en el Departamento de los Bajos Pirineos. Era hijo de Juan Ribes, un respetado «tallador de ropa » y de María Tiras, domiciliados en la calle Pont Mayour Nº 5.
ACTA DE NACIMIENTO NÚMERO 419
A continuación copia y traducción del «Acta de Nacimiento de Dominique François Saturnin RIBES», realizada por nuestro compatriota «Jean Paul Bidegain», a quién agradezco su amabilidad.
«El día veintiocho de noviembre de 1824 a las 5 de la tarde, delante de nos el Alcalde, haciendo funciones de oficial del estado civil de la ciudad, cantón y circunscripción de Bayona, en el Departamento de los Bajos Pirineos, compareció Juan Ribes, de 32 años de edad, sastre, domiciliado y residente en la calle del Puente Mayou, n°5; el cual nos presentó un niño del sexo masculino, nacido este día a las cuatro de la mañana, de él declarante y de María Tiras su esposa; al cual declara querer darle los nombres de «Domingo Francisco Saturnino».
Tales declaraciones y presentación fueron hechas en presencia del Sr. Francisco Abadie de 21 años de edad, sastre, domiciliado en esta ciudad y residente en la misma, y del Sr. Vicente Canistrot de 40 años de edad, conocido en la comuna, domiciliado en dicha ciudad y residente; y el padre y los testigos firmaron conmigo la presente acta de nacimiento, después que se les dió lectura. D’hiriart, Juan Ribes, Francisco Abadie, Vicente Canistrot.»
SATURNINO Y SUS HERMANOS AL NACER
Cuando nació el pequeño Saturnino, ya tenía un hermano, se llamaba «Domingo Adolfo Ribes», había nacido un 17 de julio de 1823, según consta en el Acta Nº 249 fl 34 de 1823. Sin embargo, cuando Saturnino tenía más de un año de edad, nacía «Juan Adolfo Ribes», un 1 de setiembre de 1826. Según el acta de registro “su padre se encontraba ausente (posiblemente fuera de Bayona, por razones de su trabajo.) En el momento del nacimiento”. Otro dato nada menor, es el hecho de que la persona que lo registró en el momento del nacimiento, dio como nombre de la madre «María Echart», quizás aquí se encuentre la causa que provocaría allá en Uruguay, en la adultez de Saturnino Ribes, su conocido y comentado «Celibato» entre los vecinos del Salto Oriental, y que posteriormente, incidiera para traer a vivir a su madre con él.
CALLE PONT MAYOUR Y ASTILLEROS HALLES BOUFFLERS
En su niñez el pequeño Saturnino, vivió con sus padres en la casa que estaba ubicada en la calle Pont Mayour (Calle del Puente Mayor), esta era muy importante por qué era calle de sastres (Talladores de ropa) y comerciantes.
En el Nº5 de esa calle se encontraba la mencionada residencia, dónde en la planta baja estaba alojado el atelier de su progenitor y en la planta alta su hogar. Aunque sus primeros años de vida transcurrieron, entre telas, cortes y confecciones, Ribes no sintió para nada el llamado de la profesión de su padre. Sin embargo, en Bayona, la ciudad puerto, habría otras atracciones que atraparán la atención del pequeño Saturnino. Su padre le dio una educación esmerada y quizás de su progenitor heredó y cultivó las buenas costumbres, el buen gusto y su profundo amor por la música, que después, en tierras uruguayas llegó a ejecutar el violín con gran maestría y profesionalismo, acompañando a la célebre concertista «Esmeralda Cervantes», allá en el viejo Teatro Salto, en la progresista Ciudad del Salto.
Bayona le ofreció a Saturnino, la riqueza de su historial en la navegación, la actividad fluvial y portuaria que se desarrollaba a diario, y las construcciones navales que se realizaban en el antiguo astillero de “ALLES BOUFFLERS”, que estaba ubicado a pocos pasos y a la vuelta de su casa paterna.
Es probable, que el pequeño Ribes, se haya cautivado al observar el gran movimiento fluvial de la ciudad puerto y lo haya atraído el «modus vivendi» de los marinos y de los obreros del astillero. Siendo apenas un niño, se embarcaría hacia Montevideo, en la búsqueda de su destino y hacerse la América, como se decía.
IMPORTANCIA DE SU TERCER NOMBRE
El mismo día de su nacimiento, su padre lo inscribe ante el Alcalde D‘hiriart y testigos presentes, manifestando su deseo cómo él de su esposa de llamar a su hijo: Dominique François Saturnin (Domingo Francisco Saturnino).
Años después, al ingresar a la República Oriental del Uruguay el vasco-francés dejaría registrado sus datos y firma en los registros del Consulado Francés en Montevideo, figurando en esta última su primer nombre «Domingo». Sin embargo, en 1857 en la Villa del Salto junto a Pascual Harriague, se los encuentra haciendo gestiones para la compra de un solar cercano a la zona portuaria, y en los documentos, aparece en los datos consignados y firmas del portentoso armador la utilización de su tercer nombre «Saturnino» cómo principal y desplazando totalmente a sus otros dos nombres: Domingo y Francisco. Posteriormente, en 1866 funda su primera compañía de navegación a vapor denominada «Mensajerías Fluviales» y comenzaría a utilizar en el trinquete de sus vapores «la bandera blanca con el planeta Saturno al centro, en rojo por su nombre y con el anillo azul».
Los colores rojos y azules presentes en su distintivo – planeta Saturno -, eran los mismos que estaban presentes en las boinas azules y los cinturones de lana o de seda roja de los vascos, allá en su ciudad natal. Este símbolo que representaba su nombre, también sería utilizado en la fina porcelana inglesa que llevaban sus lujosos vapores, en sus tres compañías de transporte fluvial (Mensajerías Fluviales, Mensajerías Fluviales a Vapor y Mensajerías Fluviales del Plata).
La firma encargada de abastecer a las Mensajerías de Ribes, era la compañía W.T. Copeland & Sons de Stoke On Trent de Inglaterra.

Diapositivas que integraron la Narrativa Fotográfica denominada: «Salto, armadores y empresas en el progreso del transporte fluvial – 1824 – 1960», realizada por Cary de los Santos en el local de la Sociedad Italiana de Salto – Noviembre del 2021.