sábado 1 de octubre, 2022
  • 8 am

Un grupo dedicado a colaborar y contribuir a la mejora de personas que han sufrido un ACV

Por Karina De Mattos.
El grupo “Resiliencia” fue creado el 5 de octubre del año 2016 y hasta la fecha cuenta con 49 historias clínicas de personas que sufrieron accidentes cerebro-vasculares (ACV). El Dr. Luis Otormín, es un referente en Paso de Los Toros, (su pueblo natal), ya que un accidente vascular lo motivó a crear un grupo al que lo ha denominado Resiliencia. Él mismo nos contó sobre su experiencia con la esperanza de que funcione como arquetipo para toda la ciudadanía y desmitificar sobre los ACV. La idea es que la iniciativa repique en todo el país y haya grupos que logren reunir a personas que han sufrido un ACV y los ayude a llevar una vida más inclusiva.
EMPATÍA CON EL PACIENTE
«Soy un médico jubilado, que al apenas estar jubilado, me sorprendió un ACV y quedé con una hemiplejia derecha y con dificultades para hablar. En mi profesión me tocó aprender a atender a muchos pacientes y a todos primeramente tratar de mantener con vida y lograr más facultades, aunque sabíamos que habían cosas que no se podían lograr. Pero después me tocó a mí y ahí me di cuenta que los médicos habíamos hecho muy poco con lo que le podía suceder a una persona con ACV. Ahora le dicen ACV, antes le decían hemiplejia o parálisis cerebral”, dijo. Cuando al paciente lo mandan para la casa sin lograr caminar, ni hablar, ya es un déficit muy grande. Desde ahí, el médico lo visita muy poco y la persona hace lo que puede hacer. Ahí me di cuenta de que el médico podía aportar muchísimas cosas más. Por ejemplo, pequeñas cuestiones para sentirse mejor, porque la alegría el paciente ya la perdió”.
SURGIMIENTO DEL GRUPO
“Cuando me sucedió el ACV, me interné en una chacra en las afueras de mi pueblo, para que la gente no me viera y yo tampoco ver a la gente. Lógico, no podía moverme, ni hablar. Pasaron dos años. Después de ese tiempo me di cuenta de que aún podía aportar algo a la gente que también había sufrido un ACV. Entonces empecé a llamar de a uno, a personas con ACV, compartimos cómo logramos algunas acciones básicas, fuimos cada uno aportando ideas y encontrándose con la vida nuevamente. Algunos estaban en peores situaciones, no tenían nada, no podían hacer movimientos, ni contaban con la ayuda de fisioterapeutas, ni psicólogos. Empezamos a ayudarnos entre todos, estudiando movimientos muy sencillos, pero que a la vez eran muy importantes, como comer, tomar agua o cepillarse los dientes. Allí nació el grupo”, cuenta Otormín. “Solicitamos charlas con fonoaudiólogos, con psicólogos y fisioterapeutas para lograr nosotros hacer algo como grupo, empezamos a dar pequeños movimientos y nuestra mente cambió totalmente”. Relata que el grupo logró además conseguir un ómnibus con plataforma para salir de viaje lo que motivó a muchos que integran el grupo que ya no salían ni siquiera a la vereda.
RESILIENCIA
“Somos un grupo de gente que venimos caminando porque venimos del cementerio, anduvimos peleando mucho con la muerte y al final seguimos peleando. “Estamos dispuestos a batallar por eso elegimos el nombre del grupo. Lo que queremos lograr es tener una vida más accesible, un poco de alegría, lograr pequeñas cosas, lo que sería una gran suma. Con el grupo nuestro se están logrando cosas y estamos cambiando a las perdonas que han sufrido un ACV. Sabemos que en otras partes del país no se está haciendo nada. He hablado con médicos y organizaciones y no están haciendo nada. Nuestro mensaje es que se puede hacer muchos, solo es cuestión de comenzar.
PREVENCIÓN
Agregó que “Este año vamos a apuntar a la prevención del ACV, ya que se puede evitar desde niño y en todas las etapas de la vida. Se puede evitar con cuestiones muy sencillas. Evitar el sedentarismo, tener una vida activa, evitar el cigarrillo -que es un mal compañero-, evitar el alcohol, controlar la diabetes, la hipertensión arterial y evitar la ingesta de sal y grasas. Evitar el estrés y sobre todo poner las cosas en su lugar y no importarse por las cosas que no tienen valor”.