jueves 29 de septiembre, 2022
  • 8 am

Servicios de Ómnibus Urbanos y al Salto Grande en los años 50

Por Cary de los Santos.
A principios de diciembre de 1951 la Asociación de Propietarios de Ómnibus Salteños (APOS), solicitaba a las autoridades del municipio, aumentar las tarifas en el transporte público. Sin embargo, en esa misma época, don Esteban Emed atendía con ómnibus de su propiedad, el Servicio de Transporte de Pasajeros entre la Ciudad de Salto y el Parador Horacio Quiroga, que estaba ubicado en la zona de las Cascadas del Salto Grande. Dos años después, la línea de ómnibus de Salto a Salto Grande, era atendida con el coche de matrícula 145 que pertenecía a la Empresa de Transporte de Julio Pirotto y Cía., y posteriormente la empresa cedió con carácter provisorio el coche 145 al Sr. Esteban Emed. Las autoridades le otorgan al empresario una chapa provisoria con el número 176, siendo cambiada por la matrícula definitiva con numeración 192 (según Expediente Municipal Nro. 3030/953.). En mayo de 1954 el Concejo de Administración Departamental por la Resolución de Mayo 14/954 autorizaba al empresario Esteban Emed, a mejorar el servicio de Ómnibus desde la ciudad de Salto a Salto Grande, por el término de 20 días.
ELECTRICIDAD EN EL PASA-MANOS DEL ÓMNIBUS 11
En la temporada de baños de 1951 – 1952, venía realizando el Servicio de Transporte Urbano de Pasajeros la Empresa de Francisco Forti y Hnos. En enero de 1952 aparecían reiteradas denuncias en el diario local Tribuna Salteña, sobre los inconvenientes que originan al público que viajaba en los ómnibus de la mencionada empresa, la electrización de los pasamanos. Sobradas razones para que el Intendente Municipal Arq. Armando I. Barbieri, ordenara al Director de Tránsito de tomar las providencias del caso, a fin de corregir cuánto antes, esas deficiencias en el servicio de transporte.
“Salto, enero 24 de 1952
Señor Intendente:
En cumplimiento a lo ordenado por Ud. En lo referente a la corriente estática producida en el pasamano del Ómnibus Nº11 que realiza el servicio urbano, propiedad de los señores Francisco Forti y Hnos., cúmpleme llevar a su conocimiento que esta Dirección ha adoptado las medidas pertinentes, haciendo retirar de la circulación al mencionado vehículo, al cual se le colocarán aisladores a fin de evitar estas deficiencias, producidas por la falta de masa en los motores alimentados a gasoil, a la vez se le impuso a dichos Empresarios que deben observar con los coches en circulación una vigilancia estricta, manteniéndolos en perfecto estado de funcionamiento.
Isidro F. Simonet – Director de Tránsito”.
CORPORACIÓN DE ÓMNIBUS DE SALTO
En la primavera de 1957 había problemas en el Servicio de Ómnibus de Transporte Urbano, por lo que las autoridades locales, se abocaron al estudio de la problemática y analizaron la solicitud de concesión en carácter precario de la explotación de Servicios de Ómnibus Urbanos – Exp. Nº2245 – Año 1957 – Salto, julio 30 de 1957, siendo los solicitantes: Beltramelli – Coduri, Pereira y Stella. Los empresarios peticionantes del Transportes de Pasajeros denominado “Trausal”, Sres. Beltramelli, Coduri, Pereira & Stella, habían solicitado la concesión por el término de seis meses a partir del 6 de agosto de 1957 para continuar explotando las líneas de Ómnibus Urbanos de Pasajeros, llegando inclusive a presionar a las autoridades del municipio salteño: “…En caso de no ser autorizada la concesión precaria que solicitamos en las condiciones indicadas y teniendo en cuenta que la actual explotación nos resulta antieconómica, indefectiblemente paralizaremos el servicio, dándolo por terminado, al cumplir el último recorrido de nuestras líneas el día cinco de agosto próximo”. Posteriormente, se hizo un llamado a licitación pública para el establecimiento de un servicio urbano de transporte de pasajeros, llegándose a presentar tres propuestas para realizar dicho servicio. Sin embargo, quienes se presentaron se ajustaban en todo a las exigencias formuladas en el pliego de condiciones, teniendo los señores concejales la difícil tarea de resolver el problema y decidirse por una propuesta. El día 15 de noviembre de 1957 tomaron la resolución de aceptar la propuesta de la firma Anllellini, Lagreca y Rodríguez, para la realización del Transporte Urbano de Pasajeros de la Ciudad de Salto, y según las obligaciones contraídas con la comuna salteña, la firma compraría a Fran Surgey S.A – Importador Nro. 16091- ocho unidades de chasis para camiones y ómnibus que luego carrozaría en Salto, dando trabajo a la industria nacional. Los señores Anllellini, Lagreca y Rodríguez y Cía. aparte de la compra de los 8 chasis nuevos que acondicionaron en confortables y modernos coches, adquirieron los vehículos de la ex-Empresa “TRAUSAL”, quedando en condiciones muy ventajosas frente a otras empresas. El Presidente del Concejo Departamental –Don Juan H. Paiva- en el oficio Nº 2976, informaba sobre la operación al Dr. Juan Carlos Rocca – Presidente de la Junta Departamental de Salto, en la siguiente forma:
“…Respecto al transporte colectivo de pasajeros, tengo el agrado de informar a la Corporación de su digna Presidencia, que los vehículos de la ex-Empresa TRAUSAL han sido adquiridos por los Sres. Anllellini, Lagreca, Rodríguez y Cía, quienes incorporaron al servicio varias modernas unidades, el que ha mejorado notoriamente, a pesar de las dificultades iniciales que confronta la nueva Empresa. El aumento del número de coches, ha hecho desaparecer el problema de la desocupación parcial a que se aludía en la referida exposición…”.