domingo 2 de octubre, 2022
  • 8 am

MGAP advierte ante registro de residuos de Fipronil y Clorpirifos en carne vacuna

En una circular de la Dirección General de los Servicios Agrícolas, destinada a los funcionarios de los Servicios de Inspección Veterinaria en las plantas frigoríficas, que se hizo pública a través de las redes sociales, el Dr. Diego De Freitas marca la preocupación en las autoridades por la detección de altos niveles de residuos de Fipronil y Clorpirifos en carne y señala que próximamente el Dilave realizará análisis para la detección de Imidocarb. Al mismo tiempo opina que las plantas frigoríficas deberían tener un rol participativo a los efectos de mitigar los riesgos de aparición de residuos de estos compuestos y otros medicamentos veterinarios.
En primer lugar la circular marca la situación actual del monitoreo, y en este sentido indica que «se ha detectado en los últimos años una tendencia al incremento de resultados no conformes para algunos compuestos en particular». Los de principal preocupación «son Fipronil y Clorpirifos», principios activos que están registrados por la DGSG como «medicamentos veterinarios de uso para el combate de ectoparásitos en bovinos».
Al respecto indica que «algunos de los mercados más relevantes para la carne bovina nacional no consideran aceptable la presencia de residuos de estos compuestos», por lo que se advierte una situación de riesgo para el sostenimiento de estos mercados y recuerda como antecedente la problemática generada con el Etión en el mercado estadounidense.
En segundo lugar, la circular marca acciones a futuro, que tienen que ver con la inclusión en el monitoreo de residuos en carne del Imidorcarb. Lo cual parte de la solicitud realizada por la auditoria de la Unión Europea del año 2020 al sistema de control de medicamentos veterinarios. Según se explica «este medicamento se encuentra registrado en la DGSG para el tratamiento de hemoparásitos en el ganado bovino, siendo su tiempo de espera para envío a faena de 213 días».
De Freitas señala que el DILAVE «se encuentra próximo a implementar la metodología analítica apropiada para su análisis, por lo que será integrado al monitoreo del PNRB en próximas etapas». Dado su prolongado tiempo de espera y su difusión en la producción ganadera, se advierte la preocupación desde la Dirección de Sanidad Animal ante un compuesto «de especial atención y sensibilidad en lo que refiere a la aparición de residuos».
En la circular, el jerarca de los Servicios Ganaderos, señala que «en el entendido de que el control de los proveedores de ganado también es una responsabilidad de los establecimientos de faena habilitados, así como el considerar los peligros químicos dentro de su sistema HACCP, es que se opina que estos deben tener un rol participativo a los efectos de mitigar los riesgos de aparición de residuos de estos compuestos y otros medicamentos veterinarios».
Al final, solicita a los responsables de los establecimientos de faena a establecer «medidas preventivas que reduzcan los riesgos de aparición de residuos en carnes y subproductos». Estas medidas podrían incluir entre otras, la comunicación activa a sus proveedores de ganado acerca de la importancia de las buenas prácticas en el uso de medicamentos veterinarios, realizando hincapié en los compuestos mencionados como preocupación principal y solicitar el cumplimiento exhaustivo de los tiempos de espera para envío a faena. Solicitar que se utilicen solamente medicamentos registrados en el país ante el MGAP.