miércoles 7 de diciembre, 2022
  • 8 am

En un mercado que empieza a estabilizarse, Plaza Rural rematará 5.022 vacunos

El consorcio de rematadores de Plaza Rural realizará la primera venta de noviembre el martes 8, en un escenario diferente al remate anterior. En esta oportunidad con un total de 5.022 vacunos. Las últimas precipitaciones no solucionaron todos los problemas, pero cambiaron el estado de situación en todas las regiones donde las lluvias cayeron con abundancia, y también el ánimo del productor.
El remate 257 tendrá lugar en el hotel Cottage, en Carrasco, en venta presencial, y que se podrá seguir a través de la web de Todo El Campo, TV Cable, Direct TV, Internet, dispositivos móviles y streaming de audio, habilitándose a los interesados operar a través de la central 0800.8122 o de los móviles de los diferentes escritorios.
A partir de mañana el catálogo impreso estará a disposición de los interesados en las sedes de los escritorios, y en formato digital en la página web www.plazarural.com.uy, donde se podrán apreciar en detalle los lotes y la información del certificador, así como también se podrán realizar allí las preofertas.
Nuevamente en esta subasta, Plaza Rural, en acción conjunta con el laboratorio Biokhemia, está haciendo su aporte logístico y de específicos para colaborar con la campaña oficial de combate contra la garrapata.
Nuevo escenario
“A diferencia de lo que aconteció en el remate pasado, el contexto en que se llevará a cabo este remate es muy diferente, y eso tiene que ver con las lluvias del fin de semana pasado. Porque fueron bastante generales, en algunos casos muy buenas y buenas, y en otros no llegaron con el volumen que la gente esperaba”, dijo Ricardo Stewart Arrosa, director de Romualdo y Cía.
“Para esta venta, notamos que alguna gente está más para retener que para vender, y por el otro aparecieron potenciales compradores consultando sobre la oferta en las distintas categorías”, explicó.
Señaló que “difícilmente cambie la tendencia de incertidumbre de los negocios a corto plazo que se venía manifestando en las últimas ventas, pero no todo está resuelto. En definitiva, también hay que ver qué sucede con el precio del gordo”.
Para José de Freitas, director de JdF Gestión Ganadera, “lo que está hoy dominando el mercado de valores es la falta de agua. Sin embargo, con esa regada general, con más lluvias en algunos lugares y con menos en otras, ha cambiado en parte lo relativo a la producción, pero por sobre todo el ánimo de los productores”.
“Parece que el mercado del gordo, como lo veníamos diciendo, tocó el piso y como pasa siempre se va a reactivar un poco más, lo que dará más claridad y seguridad sobre lo que vendrá en las futuras semanas”.
A su criterio, “ya repercutió en la reposición, frenando la baja y sin esperar mayores subas. Todo esto se va a reacomodar, y eso es una gran base para mirar el negocio hacia adelante”.
Más remates
De Freitas explicó que hace algunos meses Plaza Rural decidió hacer remates más seguidos, habiéndose hecho una muy buena lectura del mercado y en momentos donde los precios en la reposición eran muy buenos”.
Consideró que “la falta de agua generó la necesidad de venta, y eso determinó una forma diferente de negociar. Ahora el productor no espera para juntar su ganado para venderlo en momentos estratégicos de especulación, sino que vende en los momentos en que debe hacerlo, acompañando esa modalidad por el tema climático”.
“Nosotros”, dijo de Freitas, “en Plaza Rural decidimos acompañar esa modalidad tras ver lo que estaba pasando con el tiempo. Aun sabiendo que estos remates tan seguidos afectan los costos, se tomó la decisión de hacerlo y entiendo que fue una medida acertada”.
Stewart, a su vez, estableció que “estos remates tan seguidos tienen sus ventajas, pero las circunstancias cambian tanto que hoy, y por esas lluvias, tenemos mucho cliente que decidió no vender ahora y aprovechar para darle un poco más de peso a su ganado, en la medida que hoy le apareció el forraje”.
También pesa “en la cuenta que hace el vendedor, que apareció alguna señal más positiva desde el exterior, aunque eso no suponga, necesariamente, obtener mejores valores, pero sí más kilos”.
“Hoy tenemos una oferta menguada, algo no muy habitual en esta época del año, como tampoco lo es alguna que otra helada que se ha dado”, explicó, recordando que “el productor hace tiempo que vino ajustando cargas, pero como ahora apreció una ventanita de primavera, también apareció gente que quiere reponer”.