sábado 4 de febrero, 2023
  • 8 am

Los perros de Armando: Llego el verano a Salto!

Armando Guglielmone
Adiestrador Canino
Instructor etólogo -Contacto: 098 539 682
Cuando llega el verano llegan con él las fiestas y en nuestro medio llega un calor particularmente extremo, veamos qué podemos hacer en ambos casos con nuestros perros para que la lleven lo más suave posible. En cuanto a las fiestas por supuesto nos referimos a la pirotecnia y a las consecuencias que trae sobre el bienestar de los perros que es lo que nos atañe, sabido es también el daño que trae sobre las personas, con y sin discapacidad habría que aclarar ya que el daño auditivo es general pero de eso ya hay gente que se ocupa. Como contra la estupidez asociada a las personas que disfrutan tirar explosivos para regocijarse con el estruendoso sonido no hay remedio, recordemos que pese a haber una ley que prohíbe la venta se siguen vendiendo, trataremos de minimizar el impacto sobre nuestros queridos animales. Lo ideal será por sentido común procurar dejarlo en un espacio en el que se sienta a resguardo, con suficiente agua a disposición y preferentemente no darle de comer ya que la gran ingesta de agua provocada por la ansiedad puede facilitar una torsión gástrica en perros grandes; en perros muy excitables o miedosos es recomendable darle algún tranquilizante como Acepet por ejemplo para que la pasen lo más descolgados posible, fuera de estas medidas no hay mucho más que hacer, por lo menos hasta que no creen un antídoto contra la idiotez humana. En cuanto al calor, procuremos un lugar con sombra y en lo posible no cualquier sombra, aclaro esto ya que estar en la sombra de un techo de zinc en un galpón es como estar dentro de un horno, no recibe los rayos directos del sol pero el calor acumulado deshidrata y puede provocar un golpe de calor que puede acabar con la vida del perro.
Ponga espumaplast bajo la chapa o cartón, servirá de aislante al menos.
La ingesta de comida debe ser en la mañana temprano y en la noche y mucha agua a disposición, no se preocupe si no quiere comer en días agobiantes, es normal; también mójelo en los horarios más intensos de sol pues ayudará a que baje la temperatura corporal, recuerde que el perro no suda, depende del jadeo constante y a veces no es suficiente. El pelo del perro tiene función aislante, no lo esquile, excepto claro que podamos tenerlo en climas artificiales aunque ahí deberemos tener cuidado de no abusar con el aire acondicionado.
Para los fanáticos de salir a pasear con el perro o a hacer mandados con él en la caja de la camioneta lo primero que les aconsejaría es no hacerlo a la hora que hay sol, se ve muy ¨cool ¨ tal vez pero el perro está pisando chapa caliente y recibiendo el sol directo, tal vez si hicieran la prueba los dueños yendo descalzos, sin buzo ni sombrero se darían cuenta lo que sufren los animalitos; si no queda más remedio coloque cartón en el piso y si este es grueso mójelo. He visto videos mostrando los compartimientos en las unidades policiales de USA y Europa con aire acondicionado para sus perros y he visto como en una jaula a la intemperie llevan a los perros acá, en Uruguay y ahí es cuando caemos en la cuenta de cuán lejos estamos, en todo y en esto, también.