jueves 2 de febrero, 2023
  • 8 am

Gremio de vendedores de nafta de Salto reclaman se aplique “cero kilo y cero litro”

Por Carlos Arredondo.
La caída en la venta de combustibles, en Salto, luego de la reapertura del puente Salto Concordia, es del orden del 30%. Así lo conformó a CAMBIO el representante del gremio de los vendedores de nafta de Salto, Federico Acosta. Acosta consideró esta cifra como “sustantiva”, y afirmó que “mientras no aparezca una medida tajante, de cero kilo, no va a pasar mucho con esto, ni con el comercio, ni con la venta de combustibles”.
NUEVA MODALIDAD
El representante gremial dijo que actualmente el contrabando de combustible, se produce de tres maneras diferentes, cuando históricamente fueron solamente dos las formas y explicó. “Tenemos la persona que cruza a Concordia y además de poner combustible ya aprovecha para hacer el surtido”. Como algo novedoso señaló que existe una nueva modalidad, que nunca se había visto y consiste en que “el concordiense, valiéndose de la diferencia cambiaria y de la falta de dólares en aquella ciudad, llena el tanque de su auto particular, cruce hacia Salto, acá lo ordeñan y vende el combustible en dólares y con esa venta, además de hacerse de un peso extra, vuelven con dólares que después venden en el mercado paralelo para usar las bondades del dólar Blue”, señalo. “Por otro lado está el que hace el trasiego, que es aquel que tiene el tanque modificado, va y viene permanentemente y cruza 8 o 10 veces por día”, apuntó, y se preguntó; “Y vos te preguntas; ¿Cómo no lo controlan? Y bueno, hay herramientas para controlarlo, pero bueno, quizás lo que no hay es una predisposición”.
CONTIENE LA INFLACIÓN
Acosta afirmó que en busca de soluciones para esta problemática “nos hemos reunido con Carlos Ayuto (Jefe de Policía), con bomberos, con Borgiani que es director de Aduanas y vemos que hay una intención, pero desde el punto de vista del Gobierno no hay una clara intencionalidad de solucionar el problema”, dijo. “Esta situación (que los uruguayos compren en Argentina) mantiene controlada la inflación del litoral. Porque si yo puedo comprar productos baratos del otro lado, si bien estoy arruinando el comercio local, también estoy conteniendo la inflación”.
URSEA: NINGÚN COMPROMISO
Para Acosta “acá hay un flagelo muy grande que es la venta irregular de combustible” y según nos dijo, frente a esta situación “yo he tenido reuniones con el directorio de URSEA (Unidad reguladora de Servicios de Agua y Energía) y no veo absolutamente ningún compromiso (en resolver el problema). URSEA, hoy en día lo único que hace es estar sentados detrás de un escritorio poniendo normativa cada vez más ajustadas a una realidad inexistente). A mí la URSEA me exige un montón de controles y fiscalizaciones, porque estoy en el circuito de fiscalización, pero al tipo que vende, en un barrio, en un galponcito con techo de chapa, con bidones, a ese no lo controla, porque no sabe ni que existe”.
CERO KILO Y CERO LITRO
Señaló que hay una “sobrecarga de normativas y de costos para el empresario, que además debe estar en regla y asumir costos y tener todos los empleados en BPS y todo lo demás. Tiene que competir deslealmente con esa persona que está vendiendo a un precio menor un combustible mal habido, en condiciones de absoluta falta de seguridad”. Según Acosta la solución a esta problemática es que no se pueda pasar nada, “cero quilo, cero litro y se acaba el problema. El que cruza no puede volver con nada, porque si yo te corto la posibilidad de que vengas con algo para atrás, voy a desestimular el uso para que vos vayas, ya no vas a ir con el doble propósito de además de llenar el tanque también traer alguna cosita”, afirmó.