martes 18 de junio, 2024
  • 8 am

Pablo Ferrari no se postulará como candidato a presidente de la AUF y elecciones están fijadas para hoy

Ayer por la mañana, el candidato para ser presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) en el nuevo período que va de 2023 a 2027, Pablo Ferrari , recibió la notificación por parte de Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) que no le entregará el certificado de idoneidad que lo habilite a formar parte del acto eleccionario hasta que no renuncie a su cargo en el gobierno.
Ferrari, que se venía desempeñando como subsecretario de deporte del gobierno de Luis Lacalle Pou, pidió licencia a su rol el pasado 26 de enero y el 27 del mismo mes presentó formalmente su candidatura. Ayer, un día antes de las elecciones que serán a la hora 18:00 de hoy en el Estadio Centenario, la Conmebol le alertó al candidato sobre esta situación.
Al mismo tiempo, ayer por la mañana Ignacio Alonso, el candidato oficialista y actual presidente de la AUF, sí recibió el certificado de idoneidad que lo habilita a presentarse.
Cabe recordar que en 2019 uno de los candidatos para ser presidente de la AUF fue Óscar Curutchet, y en ese entonces se le entregó el certificado de idoneidad teniendo licencia sin goce de sueldo de su trabajo en la Intendencia de Montevideo. De igual forma que Pedro Bordaberry, quien pidió licencia al Senado para estar en la AUF como interventor cuando se produjo la intervención.
Por otro lado, actualmente Arturo Del Campo (presidente de Danubio) se encuentra en juicio con la Conmebol justamente porque en su momento, para las pasadas elecciones de la AUF, el organismo le negó el certificado de idoneidad. Del Campo sostiene que no había motivos para llegar a esa determinación.
“YO NO ME BAJÉ, A MI ME BAJARON”
Ferrari había presentado su candidatura el pasado 27 de enero con el aval de varios clubes de Primera División y con el impulso de la empresa Tenfield y los equipos más cercanos a la misma: Peñarol, Wanderers, River Plate, Danubio, Defensor Sporting, Cerro Largo, Rampla Junior, Cerro, Liverpol y Fénix.
Si bien sus chances de acceder a la presidencia parecían complicadas ya que Ignacio Alonso, que iba por la reelección en principio acumulaba 51 votos de los 76. El hecho de que la Confederación Sudamericana de Fútbol, condicionó su certificado de idoneidad al hecho de renunciar a su cargo como Subsecretario Nacional del Deporte, fue el detonante que llevó a Ferrari a dar un paso al costado a un día de los comicios en AUF, una situación que estimaron como una jugada política.
«Me bajaron de la candidatura, cuando faltan horas para la misma», comentó Pablo Ferrari en la conferencia de prensa y explicó: «debo renunciar a mi cargo para ser candidato, que no es de funcionario público, sino de particular confianza y en el que estoy de licencia reglamentaria».
«Yo no me bajo de la candidatura a mi me bajaron», dijo más tarde y agregó: «voy a responder a la Conmebol y pelearé hasta el último minuto».