jueves 13 de junio, 2024
  • 8 am

Reforma de la Seguridad Social

Cecilia Eguiluz
Por

Cecilia Eguiluz

77 opiniones

Por Cecilia Eguiluz
Hace años se habla de la necesidad de reformar el sistema de Seguridad Social de nuestro país. Pasaron los gobiernos y nadie “le ponía el cascabel al gato”, quizá temiendo los posibles costos políticos que cualquier reforma de esta naturaleza puede acarrear.
Lo cierto es que, en los 15 años de gobierno del Frente Amplio, varias veces se habló de este tema, pero finalmente no hicieron tal reforma.
El gobierno actual, de coalición de partidos, inició el proceso de reforma, formando una comisión en plena pandemia y desde ahí se siguió avanzando dentro de un plan de acción.
Sobre este tema el Senador Guido Manini Ríos, desde el primer momento manifestó una inequívoca visión. Primero, destacó la necesidad de hacer la reforma ahora y no seguir dilatando en el tiempo. En segundo término, hizo hincapié en que la misma debería tener el más amplio consenso político, la mayor base política posible, ya que, lo que se resuelva ahora, será marco legal para varios gobiernos posteriores sea quién sea, impactando en el Estado mismo y en el bolsillo de la gente.
Si bien Cabildo Abierto no fue invitado a participar en el desarrollo del ante-proyecto de Ley, esto no fue óbice para que el novel Partido presentara propuestas concretas de mejora, tanto en el trabajo de la Comisión inicial, como luego de conocido el proyecto. Es parte del espíritu de gobierno que tiene Cabildo Abierto, que más de una vez es dejado de lado por sus socios de coalición, pero igualmente mantiene intacta su vocación coalicionista y su compromiso de gobernabilidad.
Manini entregó en mano al Presidente de la República, una serie de puntos que pretenden ser un aporte para mejorar la reforma, esperando que los mismos sean tenidos en cuenta en el proyecto, algunos de esos puntos fueron agregados y otros no. En el mes de diciembre se votó en el Senado el proyecto de reforma, en esa oportunidad la Bancada de Cabildo lo hizo con la condición de seguir peleando en la cámara de Diputados los puntos importantes que considera DEBEN ser tenidos en cuenta en la reforma.
Ejemplo de estos temas importantes es la habilitación que se hace en este proyecto de Ley para que las AFAPs puedan invertir el dinero de los contribuyentes en el exterior del país. Discrepamos desde Cabildo con esta habilitación, hoy las AFAPs pueden invertir los fondos de la gente en únicamente en Uruguay, dinamizando la economía interna. Si permitimos que ese dinero uruguayo, viaje para financiar obras en otro lado estaríamos actuando a contrapelo de la política económica nacional de traer inversores extranjeras para que dejen su dinero acá. Nos preguntamos ¿Porque tendrían que irse millones de dólares de ahorro de los uruguayos a financiar obras en otros países?, entendemos que no es correcto. Pero además existen riesgos potenciales de perder esos ahorros, en caso de fracaso de esas empresas extranjeras en las cuales se piensa invertir ¿cuál sería la garantía para el ahorrista de sus fondos jubilatorios en ese caso?. Este punto merece para Cabildo Abierto un especial interés y analisis por lo que reabre la discusión en diputados.
Otro punto que quiero mencionar es el de la cantidad de años necesarios para el “haber jubilatorio”, o sea para generar el promedio, actualmente se toman para este cálculo los últimos 10 años de aportes, o los mejores 20 años de trabajo. En la propuesta de reforma se aspira a cambiar ese plazo a 25 años. Consideramos que esto perjudica a miles de usuarios hoy en actividad, 25 años es demasiado, ya que cuanto más años se consideren, más bajo va a ser el promedio. Si efectivamente se nos convence que hay que ampliar los años a considerar, proponemos que sean 15 años en vez de 25.
En cuanto al tema de la Caja Notarial, la misma ya que es una caja que se autofinancia, por lo tanto el planteo desde Cabildo pretende lograr que el proyecto de ley no genere una injusticia con quienes han sido eficientes en su administración propia.
Seguramente seguiremos hablando de este tema, con el tratamiento parlamentario que aún queda.