sábado 22 de junio, 2024
  • 8 am

Aumentaron comensales en ollas y merenderos solidarios: varias personas en situación de calle

Por Andres Ferreira
Rosalía Rodríguez, vive en barrio Federico Moreira y cuenta con su olla solidaria, merendero solidario, hace tres años. También cuenta con una especie de ropero solidario, en donde cuando conoce personas que no tienen con qué abrigarse, o están vistiendo ropa muy desgastada, de alguna forma mediante solicitud de donaciones busca aportar prendas de vestir en buen estado. CAMBIO entrevistó a Rodríguez para conocer la situación actual de las personas que acuden a su olla, ante el descenso de temperaturas.
ACUDEN ALREDEDOR 385 COMENSALES
Rodríguez explicó que en el verano las personas sienten más sed que hambre, y con poca comida pueden satisfacer las necesidades, pero ante la llegada del frío aumentaron los comensales y también el consumo de los mismos. Además hay varias personas en situación de calle a los cuales no solamente se los asiste con alimento, sino con ropa en caso de que lo necesiten. “Le llamamos ropero solidario, cuando hay personas que necesitan de un abrigo o ropa en mejor estado, tratamos de conseguirla y donársela” expresó. De acuerdo a la realidad de su olla, explicó que “en mi olla, vienen quedando alrededor de 6 o 7 personas sin su porción, son alrededor de 385 comensales, con las donaciones de pollo, carne, fideos, arroz, verduras, uno cocina y trata de que todos puedan llevarse la comida caliente a su casa, pero no es fácil, son 25 kilos de fideo o arroz, y más de 16 kilos de pollo o carne que se utilizan en cada olla y no está siendo suficiente para cubrir el hambre de todas las persona que llegan de más de 15 barrios de todo Salto, y va en aumento, lo mismo ocurre en el merendero, cada vez se suma más gente” agregó. CAMBIO pudo conocer que las demás ollas y merenderos que existen en nuestro departamento, podrán tener números diferentes, sin embargo, no escapan a esta realidad, los comensales van en aumento.
SITUACIONES DIFÍCILES
Por otro lado, Rodríguez afirmó que han llegado varias personas en situación de calle a su olla solidaria, que conocieron el lugar mediante otras personas que acuden y van a buscar comida. “No les puedo decir que no, además de sentir hambre están en situación de calle, los he visto durmiendo en la calle y son situaciones difíciles que no se pueden dejar de atender” manifestó y siguió “hay gente que se recorre varios kilómetros para poder comer, mi olla está en barrio Federico Moreira y hay personas que vienen con sus hijos de barrio Artigas para comer, trato de conseguir más donaciones siempre para poder cumplir con todos, y seguramente aumentarán mucho más los comensales a medida que transitemos el invierno”. Agregó que los propios comensales colaboran con la olla, la cual se está sirviendo la porción a las 19:00 horas actualmente. Ayudan a pelar verduras y están en el proceso de cocción. “Entre todos la olla se realiza y se pretende cubrir al menos un poco con la necesidad de mucha gente” finalizó.