lunes 4 de marzo, 2024
  • 8 am

¿Qué hacer con 4 kilos de piel?

César Suárez
Por

César Suárez

196 opiniones

Por el Dr. César Suárez
La piel es un órgano extenso de alrededor de un metro ochenta cuadrados de superficie y no es un simple forro de cada organismo sino un órgano de muy rica función aparte de ser una barrera sumamente efectiva y vital entre el medio ambiente y el medio interno.
A la piel se le reconocen básicamente tres capas, la epidermis, la dermis e hipodermis.
La epidermis es la capa más externa y se le reconocen a su vez varias capas, se reproduce y renueva continuamente a partir a partir de su capa basal, formando un epitelio estratificado compuesto por células llamadas queratinocitos, siendo su capa más superficial, el estrato corneo, está conformado por células muertas, formando una barrera impermeable rica en queratina y lípidos, resistente que protege contra la penetración de microbios, así como contra factores físicos y químicos y se repara con facilidad cuando se lesiona en forma superficial, renovando toda su estructura en término 4 semanas, descama permanentemente pero habitualmente no nos damos cuenta por la costumbre que tenemos en la actualidad los seres humanos de bañarnos seguido o demasiado seguido pero las personas que no tiene ese habito se puede constatar esa descamación luego de una semana sin bañarse.
Cuando se rompe la epidermis, la segunda capa es la dermis donde se constata toda la vida activa se la piel, conformada por tejido conjuntivo y aloja vasos sanguíneos, glándulas sudoríparas y sebáceas, folículos pilosos (raíz de los vellos y pelos) nervios sensitivos, células del sistema inmunológico que defiende al organismo de infecciones, tiene una estructura proteica que conforma el sustento de todas esas estructuras donde asienta una fina irrigación con numeroso capilares sanguíneos y toda la primera línea de defensa representada por células del sistema inmune, sobre todo, linfocitos. La función de la dermis es vital para la preservación de equilibrio vital.
Por debajo de la dermis está la hipodermis, es la capa más profunda de la piel, llamada también tejido celular subcutáneo constituido por células grasas o adipocito y que conforma un colchón de protección y amortiguación de traumatismos.
Cada una de esas capas pueden ser asiento de múltiples enfermedades, inflamatorias, infecciosas, tumorales y por estar tan expuesta suele ser habitualmente objeto de traumatismos, quemaduras, reacciones inflamatorias, manifestaciones alérgicas e infecciones razones por la cual son tan frecuentes las consultas dermatológicas.
La piel, al igual que el resto del organismo sufre cambios en curso de la vida y va perdiendo vitalidad y resistencia con el paso de los años, pero los daños más importantes están ligados a la falta de cuidado adecuado por la exposición inadecuada a los factores ambientales y factores accidentales, sustancias tóxicas e irritante que van dejando secuelas de instalación progresiva que sumadas suelen producir diversos padecimientos en edades mayores.
El daño más habitual es el generado por la exposición prolongada y persistente al sol y sobre todo, las quemaduras bruscas producidas en la niñez y adolescencia siendo en la mayoría de los casos daños acontecidos antes de los 18 años, después se tendrá que transitar el resto de la vida con la piel dañada que luego, sumada al envejecimiento, termina por dar trastornos severos en edades mayores, sobre todo en la ancianidad.
Teniendo en cuenta que la piel es un órgano vital, es necesario seguir insistiendo en su cuidado, la protección adecuada a la exposición solar respetando los horarios de mayor radiación y proteger debidamente la piel en toda circunstancia. La piel no solo se daña cuando una persona va ala playa, el sol está en todas partes y quema la piel mientras uno trabaja, circula con piel expuesta.
Hay que recordar que el mejor protector solar no se consigue en las farmacias, se consigue en las tiendas. Sombreros, ropa de manga larga, o en las ópticas, lentes de sol con protección uvb y uba y ropa con protección uv y hay que recordar que los adultos son responsables del cuidado de los niños de la exposición inadecuada al sol.
La piel es el órgano más voluminoso y en promedio pesa 4 kilos en cada persona.
La respuesta al título, cuidarla toda la vida.