miércoles 24 de abril, 2024
  • 8 am

Preocupación por la “fiebre del oropouche”, otro de los virus transmitido por mosquitos

En los últimos meses se ha observado un aumento de la detección de casos de fiebre de oropouche en algunas áreas de la región de las Américas. A ello se suma la intensa circulación de dengue reportada por varios países de la región. Ante ello la Organización Panamericana de la Salud (OPS) comparte con los Estados miembros recomendaciones para el diagnóstico diferencial del virus oropouche y recomienda reforzar las medidas de control vectorial y de protección personal de la población a mayor riesgo.
¿QUÉ ES EL OROPOUCHE?
Este virus causa la fiebre de Oropouche que se transmite al ser humano por la picadura de mosquitos culex (el mosquito más común). No se ha documentado la transmisión directa del virus de una persona a otra. Los síntomas de la fiebre de oropouche son similares a los del dengue (inicio súbito de fiebre elevada, cefaleas, mialgias, artralgias y vómitos) y el periodo de incubación es de 4 a 8 días (desde 3 hasta 12). Algunos casos pueden presentar signos y síntomas de meningitis aséptica. Dada su presentación clínica, la fiebre de Oropouche debe incluirse en el diagnóstico diferencial de otras enfermedades frecuentes y de reciente emergencia y reemergencia como el dengue, la fiebre chikungunya, la fiebre amarilla o la enfermedad por virus Zika.
¿CÓMO SE TRATA?
No existe actualmente ningún tratamiento específico para la fiebre del oropouche, por lo que el abordaje se centra en el alivio sintomático del afectado: reposición de líquidos, control de la temperatura corporal, administración de analgésicos.