sábado 18 de mayo, 2024
  • 8 am

Las lluvias y la disponibilidad de pasto, mantienen la firmeza del ganado gordo en el mercado

Las lluvias continúan beneficiando la producción forrajera, y presionan el mercado, sosteniendo los valores del ganado gordo. A pesar de la expectativa de un aumento en las transacciones esta semana, el clima ha ralentizado el mercado, el cual se muestra con poca oferta y el productor postergando la decisión de venta.
Según Fernando Indarte, el mercado de la hacienda y la reposición experimenta «otra semana de firmeza», aunque se ve «distorsionado por las lluvias». Indarte reportó valores destacados, con la vaca gorda especial a US$ 3,40 por kg carcasa y los novillos especiales a US$ 3,70. Sin embargo, señaló que algunas plantas grandes están ofreciendo valores de compra para los novillos 30 centavos por debajo del mercado, a lo cual «no le encuentro mucha explicación».
El director de Indarte & Cía señaló que la oferta de ganado terminado es normal, pero observa que los productores están vendiendo ganados muy pesados, especialmente con la abundancia de pasto y el alto costo de la reposición. Destacó el poder de negociación del productor mientras haya pasto disponible, aunque reconoció que el mercado dependerá de la actividad de la industria.
En cuanto a la reposición, se reporta una dificultad para concretar negocios en el campo, con una oferta creciente de terneros y ganado de descarte. ACG informó que la relación flaco/gordo se sitúa por encima de 1,38, dificultando la concreción de negocios y volviendo a la demanda más cautelosa en sus compras.
A pesar de estos desafíos, el remate de Lote 21 esta semana alcanzó una colocación del 95% de la oferta, con alta demanda. Sin embargo, los lotes sin vender tenían pretensiones que no fueron aceptadas por el mercado. Esta proxima semana se esperan los remates de Plaza Rural y Pantalla Uruguay, con ofertas destacadas, especialmente en terneros.
En el sector del ovino, la oferta se mantiene acorde a la época, aunque afectada por las lluvias. Las cargas son rápidas pero distorsionadas por el clima. Los valores muestran un avance progresivo, con el cordero alcanzando los US$ 3,38, los capones US$ 2,72 y las ovejas US$ 2,65.