jueves 30 de mayo, 2024
  • 8 am

“Cuando Bruno dice: mamá te amo, te extraño, es algo que me recarga energías al final del día”

Laura recuerda el momento en el que se enteró que iba a ser madre, no se lo esperaba. Comenzó a ver y sentir cambios en su cuerpo, y sus personas cercanas le sugerían hacerse un test porque creían que podía estar embarazada, pero ella no lo pensaba. Un día, después de experimentar varios cambios en ella, decidió comprar un test. El resultado del mismo no fue muy claro, si bien la marca de dos rayas indicaría positivo, había una de las dos rayas que no estaba bien marcada. Automáticamente decidió comprar otro y hacerlo de nuevo, y ésta vez sí, fueron marcadas las dos rayas de forma contundente, el test era positivo. Decidió confirmarlo a través de un análisis de sangre, el cual también dio positivo, pero seguía sin creerlo, aunque la realidad era esa, estaba embarazada, lo terminó de confirmar con una ecografía. “Pensé que nunca iba a ser madre, y cuando caí en la realidad escuchaba que todos me decían que era lo más lindo, que era una experiencia sin igual, que iba a conocer el amor incondicional, que iba a encontrar motivos para vivir, y yo con un montón de cosas en la cabeza, empieza la cuenta regresiva y uno empieza a preocuparse por cómo va a hacer para ser una buena madre” expresó.
PRIMEROS AÑOS COMPLICADOS, PERO LO VALE
Sin lugar a dudas, Laura mira a su hijo Bruno, que hoy tiene 4 años, y ve al amor de su vida, y piensa en que creció rápido, se acuerda de los primeros años de vida, Bruno lloraba mucho, requería mucho tiempo y paciencia, debía organizarse mucho para poder cumplir con el rol de madre y algunos días no sabía cómo iba a hacer, pero lo hizo, estuvo para su niño. “Ahora estamos en la etapa más linda, Bruno es más independiente, se sirve cosas para comer, juega, de vez en cuando hace alguna macana como todo niño, pero escuchar de su boca decirme -mamá te amo, te extraño- es algo que recarga las energías y al final del día uno se da cuenta que todo el esfuerzo, vale” dijo.
NO VOLVERÍA A SER MADRE NUEVAMENTE, PERO SI MADRE DE BRUNO
Consultada por si volvería a ser madre, Laura aseguró que no. “Un niño es un trabajo del cual no se puede fallar bajo ninguna circunstancia, ellos dependen de nosotros y si no estamos ahí, ellos no pueden hacer nada por su propia cuenta, no pueden bañarse, no pueden cambiarse el pañal, si están enfermos y lloran toda la noche uno tiene que estar, sin dormir, con sueño, cansada, pero hay que estar, y no es fácil cuando los niños se enferman y están llorando, no sabes qué tiene, es desesperante, no volvería a tener otro hijo” destacó. “Si pudiera volver el tiempo atrás, sí aceptaría ser madre de Bruno, hoy mirarlo jugar, que me abraza y me da besos, eso no tiene precio, a veces tengo las energías agotadas, quiero descansar y verlo a Bruno, es sacar fuerzas de donde no tengo para seguir con la rutina” agregó.
LE DIRÍA QUE ES MI PRÍNCIPE, ES MI VIDA
La pregunta fue: ¿Qué le dirías a Bruno si te pregunta qué sentís por él? Y Laura contestó “le diría que es mi príncipe, que lo amo, que cuando no estoy con él por momentos en el día, estoy continuamente pensando en él, es mi vida”.