viernes 24 de mayo, 2024
  • 8 am

Otra interna arbitral por designaciones del colegio

No hay temporada en la que no haya diferencias en el ámbito de los árbitros. Si no es entre los gremios, es particular o por discrepancias con las designaciones del colegio de árbitros de la Liga Salteña.
Este año no es la excepción y despertó en las últimas semanas, cuando apenas se van jugando cuatro fechas en el campeonato de la ‘B’ y tres en los torneos de divisiones formativas.
El problema actual tiene que ver con las decisiones que toma el colegio. A entender de algunos árbitros se le están dando más encuentros y de primera división, incluso de centrales a quienes todavía no están preparados, o que siquiera lo merecen por dedicación.
Vale recordar que este año egresaron nuevos jueces, algo que era muy necesario dada la cantidad de partidos que hay en nuestro medio en cada fin de semana. Trascendió que no todos han pagado el curso ni el carné habilitante y que una solución habría sido darle más partidos a los deudores para que así tengan la posibilidad de pagar. Hay que tener en cuenta que entre el curso, la ficha médica, indumentaria, carné de OFI, y otros detalles, un árbitro debe afrontar un gasto aproximado de $5.000.
Mientras la actividad marchó sobre carriles firmes para todos no hubo problemas, pero cuando otros árbitros se han quedado fuera de las designaciones enseguida se escucharon las quejas.
La ausencia a los entrenamientos también es motivo de reclamo, y más aún cuando los que son designados rara vez son vistos en los trabajos físicos. Al respecto, el 29 de mayo hay prueba física para los árbitros. Sobre ello ha surgido la interrogante: ¿para qué ir si el colegio no ha tenido en cuenta este aspecto?