lunes 17 de junio, 2024
  • 8 am

Sial Shanghái no mostró cambios en el mercado chino

La edición 2024 de la feria del Sial en Shanghái, uno de los eventos más importantes para el mercado cárnico mundial, no trajo sorpresas en cuanto a las condiciones del mercado en China.
Las expectativas de los exportadores sudamericanos, que oscilaron entre anticipar ventas y retener mercadería para la feria, no lograron modificar un mercado que ha permanecido estable en los últimos meses.
La demanda sigue siendo plana, manteniendo el interés de compra, pero continúan las presiones a la baja sobre los precios, según indicó el Ing. Agr. Rafael Tardáguila, principal de la Consultora Tardaguila Agromercados, quién participó de la muestra.
Tres factores explican la falta de dinamismo
Altos stocks de carne importada: Aunque los frigoríficos muestran mercadería relativamente nueva, de no más de 4-5 meses de producción, lo que indica una salida constante del producto, los elevados stocks siguen siendo un tema recurrente.
El problema crítico de la vida útil de la carne almacenada parece estar resuelto, pero los inventarios aún son altos.
Caída del precio del ganado en China: La política de cero covid resultó en una significativa reducción de la faena debido al cierre de plantas procesadoras.
Este retraso en la producción ha generado un exceso de carne enfriada en el mercado interno, preferida por los consumidores chinos para platos tradicionales como el hot pot, sobre la carne congelada importada.
Este exceso de oferta de carne enfriada mantiene un techo sobre los precios del producto congelado.
Abundante oferta brasileña: A pesar de que los exportadores brasileños se resistieron a nuevas rebajas en sus precios durante la feria, el volumen de exportaciones de Brasil sigue siendo considerable.
En mayo, se espera que Brasil haya exportado cerca de 220 mil toneladas de carne, con más de 100 mil toneladas destinadas a China.
Esta constante afluencia de carne brasileña contribuye a la estabilidad de los precios a la baja.
Optimismo moderado
Mirando hacia el futuro, los empresarios chinos muestran un optimismo moderado para el año 2025. La dinámica en Shanghái es notablemente más intensa que la del año anterior, cuando recién se había superado la política de cero covid. El movimiento comercial es comparable, o incluso superior, al de los años previos a la pandemia.
Los actores del mercado esperan una mejora en las condiciones de la demanda hacia el próximo año y consideran que los precios actuales están cerca de tocar fondo.
Sin embargo, nadie anticipa un retorno a las excepcionales condiciones de mercado de 2021 y 2022.
El desafío ahora es manejar la ansiedad y prepararse para un mercado con mayor interés comprador y precios ligeramente más altos el próximo año.