Jueves 28 de mayo, 2020
  • 8 am

Parlanchín y el pasquín enviados de los muertos vivientes

Gustavo Varela
Por

Gustavo Varela

49 opiniones

Por el
Esc. Gustavo Varela.
Días pasados en un medio de prensa digital, apareció un reportaje a un representante del Partido Comunista de Salto, donde lleva a cabo un desmedido ataque al candidato de la Coalición Multicolor, Francisco Blardoni.
Auto titulado representante de los trabajadores, pero en definitiva representante, liso y llano puntero político de quien intenta ser reelecto, en un tono confrontativo y violento como nos tienen acostumbrados, habla de que en caso de llegar a ser Intendente Blardoni, se va a retroceder en los derechos consagrados, con políticas demagógicas, anti… (ahí va toda la matraca comunista) en definitiva, toda esa perorata a la que nos tiene acostumbrado el Partido Comunista del Uruguay, cada vez que quiere defender intereses turbios. Adviértase que en un tramo de dicho reportaje, dice que, Pancho compitió deslealmente en las licitaciones que presentaba su empresa porque, ¨establece precios bajos y con eso termina quitando derechos a los trabajadores¨, con lo que da a entender que aquellos que cobran más precios al Estado son mejores empresarios y defienden a los trabajadores.
Les dice algo eso?
Repito, un dislate total, digno de los mejores halagos que el Partido Comunista pueda emitir sobre una excelente persona.
Si fuera por los conceptos en ese reportaje, no sería nada más que eso. La vieja matraca comunista.-
Lo peor de todo es lo que no se ve del reportaje, el ataque directo, artero, y desmedido, de aquellos dos candidatos que pelean entre ellos por ser ¨el mejor de los peores¨
Aquellos dos que tan bien los define el tango Cuesta Abajo, que dice ¨La vergüenza de haber sido, y el dolor de ya no ser¨.
El parlanchín que representa al nuevo, el que comunica que representa al otrora.-
No tienen vergüenza los candidatos de permitir que esto ocurra, con ataques tan bajos y siniestros como nunca se vieron en Salto.
Si algo bueno tiene este ataque a la dignidad de una persona de bien como es Francisco Blardoni, que llevaron a cabo dicho parlanchín y el pasquín, es que le apuntaron al hombre correcto, al único que es capaz de llevar a cabo un cambio en serio en Salto, al único que mostró responsabilidad cuando llevó a cabo su gestión empresarial, al único que tiene un equipo de gente alrededor que no va a transar con los corruptos y que creen que las arcas públicas tienen que estar al servicio de los políticos y no del pueblo.
Sabemos que esto no va a terminar acà y que se van a intensificar estos ataques cada vez que reciban aquellos del tango, los números que indican como miden en las encuestas cada uno de ellos. Lo que Ud. lector tiene que fijarse es a quien atacan. Ese es el mejor síntoma de cómo viene la mano.
Falta mucho para mayo, el camino del ¨Cambio en Salto¨ lo vamos construyendo día a día aquellos que creemos que la política tiene que estar al servicio de la gente y no al revés como lo piensan otros. Los ataques seguirán, de eso no tengo dudas, pues aquellos que se han aprovechado de las posiciones que han ocupado, comienzan a emitir señales de desesperación.-
Nosotros no tenemos que perder el rumbo, la senda que hemos elegido, que es la de Francisco Blardoni y su equipo, sin dudas es la correcta.