Jueves 16 de julio, 2020
  • 8 am

Básquetbol también quedaría sin campeonato de primera división

Diario

Tal como desde las autoridades sanitarias a nivel nacional declararon en reiteradas oportunidades, el fútbol y el básquetbol se encuentran en los últimos lugares de la lista de deportes para retornar a sus actividades.
En el caso del fútbol es muy difícil que 2020 tenga Campeonato Salteño de Primera División. Lo mismo pasa con el básquetbol, ya que para ambos la imposibilidad de que ingrese público y se recaude con venta de entradas determina la inviabilidad económica para los clubes.
Al cierre de la primera semana de junio, la incertidumbre persiste en cuanto al comienzo al menos de los entrenamientos, sobre todo de formativas, por lo ya explicado.
Es probable que en agosto se retomen las prácticas y en setiembre se pueda jugar, pero son simples especulaciones.
En formativas ya se complió con el periodo de pases este año y en primera iba a ser a fines de agosto, pero la situación ha cambiado y habrá que rever.
ENCUENTROS EN LOS CLUBES, PROTOCOLO
Existen dos posiciones sobre cómo jugar en divisiones formativas. Como hemos adelantado en ediciones anteriores, la idea de la dirigencia, diferente a la de los entrenadores, es realizar encuentros en cada uno de los clubes, para que cada fin de semana salga un campeón.
Pero lo que sigue frenando esta posible competencia es el protocolo de la Federación Internacional (FIBA), que es algo que no está al alcance de nuestras instituciones locales.
Deberían cambiarse muchas condiciones, aunque también se espera que la Secretaría Nacional de Deportes habilite la práctica de los chicos.
Cuando eso ocurra, la intención es que el básquetbol de formativas se juegue en canchas abiertas y que los gimnasios cerrados permanezcan al margen, como ocurre desde el 13 de marzo. Salto Uruguay y Ferro Carril, que cuentan con canchas al aire libre, serían los escenarios de disputa.
LA IDEA DE LOS ENTRENADORES
Los entrenadores de formativas pretenden que se dispute un Campeonato Salteño de formativas de dos ruedas, con un calendario más chico, jugando en régimen de local y visitante. Tendría una duración de diez semanas y empezando en setiembre se podría culminar este año.
Se trata de que los chicos no pierdan la motivación una vez termine la pandemia, dejando un año entero sin jugar, ni competir ni entrenar.
Todos los entrenadores de los seis equipos del medio coinciden que no podemos tener un año sabático en básquetbol, en especial en formativas, porque crece la posibilidad de que los chicos abandonen la disciplina.

 


Se prevé una reunión la semana que viene

Para la próxima semana el cuerpo de neutrales que encabeza Rodrigo La Greca se reuniría para planificar cómo continúa la actividad de la presente temporada. Debido a que no se quiere sesionar de forma oficial para evitar riesgo de contagios, se piensa en un encuentro a través de la aplicación Zoom por internet. Los neutrales entienden que son las seis instituciones que integran la Liga las encargadas de proponer, de dialogar entre ellas. El protocolo de FIBA es lo que está en la mira, porque no se puede cumplirlo, y habría consecuencias legales en caso que existan contagios de coronavirus, teniendo en cuenta también que si bien son niños los que juegan, padres o abuelos son los que los llevan a las prácticas y muchos familiares asisten a los partidos.

Diario