Domingo 7 de marzo, 2021
  • 8 am

El sincericidio de un primate

Gustavo Varela
Por

Gustavo Varela

82 opiniones

Por Gustavo Varela
En estos últimos días, se han incrementado significativamente los casos de infectados por el Covid 19 en todo el país.
Quizás porque en parte le hemos perdido el miedo, quizás porque nos hemos fatigado de tanto encierro, quizás por muchos quizás, pero el resultado es que se han disparado los casos en todos los puntos cardinales del país.
Hay que seguir exhortando al distanciamiento público, al uso del barbijo, a cuidarnos personalmente para cuidar a la sociedad, pues gracias a Dios el gobierno no ha abandonado el criterio de la libertad responsable para enfrentar este flagelo que golpea duramente al mundo entero, pues creemos que es el criterio que mejor se adapta a la idiosincrasia del Uruguayo, y asimismo se ha creado el GACH (Grupo Asesor Científico Honorario) que instrumenta medidas que aconsejan a la ciudadanía seguir, basadas en los estudios científicos, que ha sido de gran aporte.
Pero lo establecido, no es el punto central de la presente columna.
Indudablemente que detrás de ese suceso, comienzan a aparecer los diferentes opinólogos de todos los colores, que dan clase y en algunos casos cátedra, sobre los diferentes pasos que hay que dar.
Es muy gracioso leer las diferentes redes sociales, donde los usuarios de miles de cuentas se enfrascan en discusiones interminables y muy ocurrentes.
Pero también está los otros, o sea aquellos que con mucha mala leche, opinan, intentando formar una tendencia que construya un relato en contra de las medidas que toma el gobierno. De esos hay muchos.
Llamativamente, el miércoles, Ramón Mendez, quien fungió como Director de Energía del gobierno del FA de Mujica, y además Jefe de campaña de Daniel Martínez, criticó dura e injustificadamente, la actuación de éste grupo de científicos.
Acusó a los mismos de hacerles los deberes al gobierno de coalición, ocultando lo que es la realidad, que según él va a alcanzar los 500 contagios por día y 50.000 enfermos. Asimismo, acusó a los científicos de trabajar para que les financien un laboratorio, que asombrosamente fue autorizado en el gobierno del FA.
Un dislate total, cuyo autor posteriormente no desmintió, aunque se lamentó que dicho audio se haya viralizado en las redes sociales. Claro después son estos los que se llenan la boca hablando de la academia, de la ciencia y de los científicos, salvo de aquellos que no son de su ideología, para cuyo caso pasan a la categoría de endemoniados.
Me consta que no todos los Frenteamplistas piensan como el Cromañon de Mendez, y que son muchos los que opinan que ha sido un disparate lo expresado, pero también es cierto que muchos son también los que no terminan de entender que se ha producido una alternancia en el gobierno, decidido por la gente, y que así como como respetamos los 15 años de gobierno del FA, hoy son oposición y deben de respetar el veredicto del pueblo.
Ojo, no quiere decir que no deben de criticar.- Ojalá que exista la crítica sana y superadora, que hace florecer, desde el debate, las políticas de Estado que enriquece a la Democracia.
Crítica sí, toda la posible.
La mentira y confusión no.
Educación, educación y más educación, como la prometió Mujica y nunca la llevó a cabo.