Domingo 5 de diciembre, 2021
  • 8 am

Que no se conviertan en guetos

Gustavo Varela
Por

Gustavo Varela

119 opiniones

Por el Esc.
Gustavo Varela.
El último relevamiento llevado a cabo, arrojó la friolera de 607 asentamientos en todo el país, de los cuales 45 surgieron después de 2011.
En términos absolutos, tres de cada cuatro de los asentamientos recientes se localizan en Montevideo, Canelones y Salto, seguidos en cantidades menores por otros departamentos del interior.
El INE registraba en Montevideo 30.200 viviendas en 1996. Los cálculos de viviendas en asentamientos en 2019 establecen que hay 36.700 y creciendo.
El 33% de los asentamientos en el Uruguay, posee más de la mitad de las viviendas de materiales precarios y mantiene conexiones irregulares por lo menos a dos servicios: de agua potable, energía eléctrica o saneamiento.
Regularizar cada uno de los asentamientos, llevaría la suma de U$S.4.000.000.
Esos son algunos datos del tema que nos ocupa la columna de hoy.
El gobierno estimó el monto que se precisa para atacar el problema de los asentamientos en la suma de U$S.2.000.000.000, y a tales efectos promueve la creación de un fideicomiso que garantice la deuda a tomar para comenzar a solucionar dicha problemática.
El problema de los asentamientos en el Uruguay, es uno de los temas que más nos debe de avergonzar, por eso aplaudo la iniciativa del presidente de la república, que en campaña electoral anunció que iba a atender dicha problemática, de la única manera que se puede lograr, con educación, trabajo y por supuesto, con plata.
Se estima que ya son dos las generaciones de uruguayos que han nacido y se han desarrollado, habitando en asentamientos, en condiciones en muchísimos casos infrahumanas.
No hay manera que nos podamos desarrollar como país, si dejamos que compatriotas sigan naciendo y viviendo dentro de los asentamientos.
No es para nada una tarea fácil, es más, es un desafío tremendo, pero si no atacamos el problema, los mismos se van a convertir en “guetos” que dividan aún más a la sociedad.
El gobierno nacional, actuando conjunta, coordinada y complementariamente con las intendencias, deben de atacar el problema a fondo, pues es un fenómeno que apareciendo en la década de los 80, se ha ido multiplicando exponencialmente hasta el día de hoy, a pesar de los esfuerzos de múltiples programas que los diferentes gobiernos han ido aplicando, como por ejemplo el Programa de Mejoramiento Barrial.
Obviamente que no podemos prever el resultado que tendrá dicha iniciativa.
Lo que sí sé, es que resulta urgente comenzar a trabajar en tal sentido.
Sería bueno que gobierno y oposición trabajen mancomunadamente, pues el monto que se piensa invertir es altísimo para no coordinar trabajos para que sea sostenible y sustentable en el tiempo.
Dicha iniciativa conlleva un esfuerzo que trasciende el período de tiempo del presente gobierno, y por lo tanto es una iniciativa que puede terminarla cualquier fuerza política.-
El esfuerzo vale la pena.
Hay miles de compatriotas que viven en esa situación, que si no los ayudamos a salir de esas condiciones, les va a resultar muy difícil hacerlo por sus propios medios, y además sería dejarlos al acecho de los populismos, que les sirve y les interesa mantenerlos cautivos y reproducirlos, para que se conviertan en su fuerza electoral.
La tarea, comienza mañana.