domingo 27 de noviembre, 2022
  • 8 am

Sin temor a decir la verdad

Gustavo Varela
Por

Gustavo Varela

114 opiniones

Por el Esc.
Gustavo Varela.
«No voy a mentir para sacar un voto más. No voy a dejar que lo que es de todos se lo lleven un par de empresarios, como hicieron con el puerto. Ni que los empresarios que hacen bien las cosas tengan que competir con los que blanquean o los que defraudan. No voy a transformar esto en un plebiscito al gobierno, sino en un debate hacia una parte de una ley”.
Por las redes sociales se comenzó a exhibir un spot publicitario, donde se propone la derogación de 135 artículos de la ya famosa Ley de Urgente Consideración, con las palabras con que se inicia esta columna.
En otro spot donde aparece una presunta docente, una voz en off manifiesta: “No voy a dejar que privatices la escuela pública, a la que van mis hijos y mis hijas, ni que un político decida más sobre su educación que su maestra”.
La semana pasada ya habíamos adelantado que los argumentos, que quienes están blandiendo a favor de la derogación de los mencionados artículos, son absolutamente falsos, y no hace más que ahondar esa grieta que muchos dicen que no existe, pero que aparece en todos lados.
Mujica acusa al gobierno de hacer “terrorismo” con la LUC. Justo él que expresó que es hermoso entrar a un Banco con un 45 en la mano y sentir como te respetan.
Michelini gritando a viva voz el lema de la Comisión Pro Referéndum de que la “LUC no es Uruguay”.
También debemos decir que las palabras de nuestro correligionario Botana, en el sentido de que si derogan los artículos no se va a poder caminar por la calle, tampoco le agrega nada. Es más resta más que suma al enorme esfuerzo que se va a tener que desplegar para frenar esta oleada de desinformación, que adrede lanzan al aire.
Hay que exigirles que digan dónde está la privatización que mencionan, donde están escritos los procedimientos express que aseguran, donde se genera el gatillo fácil que expresan a viva voz.
Si quieren debatir, encantados estaremos de poder hacerlo cara a cara, todas la veces que quieran, para llevar a todos los hogares del Uruguay la defensa de la seguridad, de la educación, de la tranquilidad, de todas esas prendas que fueron perdiendo por el camino, durante los quince años que gobernaron.
Con toda seguridad contaremos con la presencia del Intendente de Salto del lado de la verdad, pues así lo expresó públicamente, o quizás no contemos con él, en caso de que siga haciendo ese juego pendular al que nos tiene acostumbrado.
En todo caso, allá él con su baracutanga.
Lo que definitivamente sabemos, es que estaremos donde podamos expresar claramente sin corta-prisas, las cosas como son.
Como siempre lo hicimos.