lunes 20 de marzo, 2023
  • 8 am

El Aerocarril Salto – Concordia.

Leonardo Vinci
Por

Leonardo Vinci

146 opiniones

Por Leonardo Vinci.
A fines del siglo XIX, Gregorio Soler hablaba de aprovechar los rápidos de Salto Grande para la generación de energía eléctrica, idea que luego sostuvo el Ing. Juan Smith.
En 1946 se suscribió un convenio entre Argentina y Uruguay expresando la voluntad de las naciones para concretar la Obra.
Sin distinción de banderías, en los 50, se creó el Comité Popular Pro Represa de Salto Grande
Corrían los sesenta y ese grupo de honestos, laboriosos y soñadores salteños, decidieron llevar adelante una manifestación sin precedentes: inundar las calles montevideanas de pueblo y llevar el reclamo de las ciudades del litoral para que el gobierno colegiado tomara finalmente la decisión de construir Salto Grande.
Y así lo hicieron exitosamente, partiendo numerosos vehículos desde Salto, e incorporándose en otras ciudades centenares de ciudadanos que entusiastas llegaron a la capital cumpliendo sus propósitos.
Tras años de espera, en 1974, finalmente, dieron inicio las obras del fantástico complejo hidroeléctrico.
Nuestros mayores siempre creyeron en ellos mismos y nunca perdieron las esperanzas, hasta que sus proyectos, planes y sueños se hicieron realidad.
¿Y nosotros?
Nosotros venimos reclamando desde hace muchos años que se hagan estudios técnicos para conocer la viabilidad del funcionamiento de un aerocarril o teleférico que una Salto y Concordia.
Pero no hemos tenido éxito hasta ahora.
Ya hemos dicho que Salto y la región necesitan nuevos e importantes atractivos turísticos, y un teleférico que nos una a Concordia sería uno de ellos.
La idea- que dimos a conocer en 1985- ha quedado olvidada, archivada en algún cajón, sin que se haya avanzado en el análisis de factibilidad.
Sin embargo, en la vecina ciudad, han incluido su hipotética construcción en el plan de desarrollo urbano.
No cabe duda que los turistas que visitan una u otra margen, aprovecharían su estadía en la zona termal para conocer «el otro lado del río».
La información difundida oportunamente por Diario «El Heraldo» da cuenta de un «ambicioso proyecto urbanístico para Concordia» que de aprobarse, espera por su concreción.
El mismo apunta a un mayor vínculo físico mediante un teleférico, que no sería algo menor a la hora de impulsar, por ejemplo el turismo internacional.
«El plan apunta a fortalecer la relación de Concordia con la ciudad uruguaya de Salto. El vínculo entre ambas ciudades tiende a intensificarse cada vez más, tanto desde el punto de vista económico como desde el social y cultural; y la intención de los planificadores es forjar una «Ciudad del río», que abarcaría ambas regiones a través del río Uruguay. Para ello se buscará consolidar la infraestructura, de manera tal que haya conexión mediante ferrocarril y transporte automotor, además de un teleférico, cuya construcción está prevista dentro del plan.
El objetivo en este sentido será crear equipamiento acorde a la escala de la ciudad, tanto para el deporte, el turismo, el ocio y el área productiva.»
Sería bueno mirar hacia otras ciudades que han montado aerocarriles, para enriquecernos con su experiencia.
Es hora de ponernos a trabajar en ello.