lunes 17 de junio, 2024
  • 8 am

¡Feliz cumpleaños!

Padre Martín Ponce de León
Por

Padre Martín Ponce de León

400 opiniones

Por el Padre Martín Ponce De León
Leyendo, hace unos domingos atrás, los “Diálogos” me enteré que el diario estaba cumpliendo sus 40 años de presencia.
40 años es, sin duda, mucho tiempo. Un tiempo que, como en todas las cosas, no ha de haber sido sencillo ganarse el lugar que se ha ganado.
Se me viene a la mente la figura de Carlos Artía (primer director responsable) y la amistad que fuimos haciendo crecer entre ambos.
Siempre me llamaba la atención su escritorio atiborrado de papeles, la amplia cultura que Carlos sabía exponer en sus charlas, y el humanismo que sacaba a relucir en todo momento.
Durante mucho tiempo, en cada conversación que teníamos, me invitaba a escribir para el diario. Había incorporado a columnistas de fuste y no me veía sumándome a ellos.
El diario, en ese tiempo, tenía sus oficinas sobre la calle Uruguay y hasta allí me llegaba todas las mañanas a levantar un ejemplar que, no sé la razón, se me obsequiaba.
Es evidente que también me vienen a la memoria muchos nombres y rostros de personas que, con su trabajo, han construido a este medio. Actualmente, supongo, han de quedar muy pocos de aquellos primeros tiempos. Julio Aguirrezábal (actual director responsable) ha de ser de los pocos que perduran. Vispo y Suetta eran de los antiguos que quedaban. Tal vez, quede más gente, pero pasa a ser parte de mi ignorancia.
Estando en Mercedes recibía, al comienzo, el del día anterior pero luego comencé el diario del día. Era una de mis maneras de sentirme ligado a Salto leyendo sus noticias.
40 años sirviendo a la comunicación no es un tiempo ni una tarea como para no ser tenido en cuenta.
40 años acercando Salto al mundo. No es una exageración puesto que hoy los medios de comunicación así lo permiten. Recuerdo mi estupor al recibir una enjundiosa carta de un salteño radicado en Suiza que me leía puesto que le hacían llegar el diario hasta allí. Yo pensaba que todo era “de entre casa”.
Al comenzar su segundo año de vida me animé a comenzar a escribir para la “Página tres. Arriba” y ello, sí, me parece muchísimo tiempo.
En todo ese tiempo (39 años) jamás recibí un “No escriba de esto” o “Escriba sobre tal tema” y ello habla claramente del respeto existente en el diario.
Es evidente que soy un eterno agradecido por aquella oportunidad que se me brindó y se me continúa brindando por más que sepa no soy el más iluminado de los columnistas.
Muchas veces, por una razón u otra, olvidé enviar a tiempo el artículo correspondiente y siempre recibí algún llamado que me recordaba estaba demorado. Nunca me llamaron la atención por tal motivo y ello habla muy bien de la empresa por más que mi omisión les complicaba la tarea.
40 años de pluralismo ejercido con notoria evidencia y evidente notoriedad. Ello es una constante que, no creo, pueda ser negada o cuestionada.
No soy objetivo con respecto al diario puesto que experimento una profunda simpatía y reconocimiento ante la generosidad del espacio que siempre me ha concedido inmerecidamente.
Recuerdo haberle dicho a Carlos Artía, antes de redactar el primer artículo: “Nos conocemos y nos tenemos confianza. Yo pruebo y si ve que no sirvo me lo dice” y desde ese día hace 39 años que “estoy probando”. Por eso mi gratitud y reconocimiento ante este nuevo cumpleaños.
Feliz cumpleaños y, sin duda, por muchos más. Dios bendiga vuestra tarea.