miércoles 30 de noviembre, 2022
  • 8 am

La disponibilidad de pasto continúa decreciendo en Salto, según el IPA

El Plan Agropecuario dio a conocer su informe semanal de la situación productiva del departamento. En este sentido indicó que llegaron las primeras heladas y remarcó que continúa siendo deficitaria la producción de pasto.
Pasturas
Las pasturas naturales se encuentran en crecimiento y con color verde a partir de las lluvias ocurridas a principios de mes. La disponibilidad de pasto ha ido decreciendo desde el mes de Abril debido al déficit hídrico ocurrido y actualmente se mantiene. En la zona Este del departamento, seccionales policiales 10, 11 y 12, con mayoría de suelos superficiales, se observa a los campos en general con menor disponibilidad a la óptima y se esperan situaciones de déficit de forraje durante el invierno. En predios donde se mantuvo la carga ajustada y se planifican nuevos ajustes estratégicos para entrar al invierno la disponibilidad de pasto permitirá el transcurso del invierno sin grandes problemas.
Aguadas
Aguadas naturales y artificiales se han recuperado en zonas centro y Oeste, persiste la problemática en la zona Este, donde las precipitaciones de principios de Mayo (30 – 50 mm) no han sido suficientes para escurrir y completar las aguadas.
Ganados
El estado de los ganados es bueno en todo el departamento, aunque se observan predios con ganados en peor condición. Los porcentajes de preñez son buenos en general. Se están culminando normalmente los destetes de terneros nacidos en primavera, observándose buenos pesos. La buena CC de los ganados será difícil de mantener durante el próximo invierno en aquellos predios con baja disponibilidad de pasto actual, principalmente en la zona Este del departamento. La organización de productores de la zona Este comenzó con el pedido de concentrado para suplementación invernal. Se están dando problemas sanitarios con la garrapata, varios lotes vendidos en remate están imposibilitados de trasladar debido a la presencia de garrapata.
Mercados
Las categorías de terneros ha sufrido un ajuste de precios, logrando valores entorno a los 2,20 U$S/kg en plena zafra. Los ganados gordos se mantienen debido a la escasa oferta de animales bien terminados.