miércoles 24 de abril, 2024
  • 8 am

Entrenadores reclaman reconsiderar la suspensión del fútbol juvenil

El pasado lunes en la reunión del Consejo Superior se resolvió suspender toda la actividad que organiza la Liga Salteña de Fútbol por el resto del año 2020, incluso los torneos de categorías juveniles, algo que sorprendió a muchos que están directa o indirectamente relacionados con las formativas.
No está dicha la última palabra a pesar que la votación del lunes 8 arrojó dicha decisión. Los entrenadores de juveniles se están moviendo, hablando con la dirigencia para que se revea la postura y se pueda jugar en la parte final del 2020.
CAMBIO dialogó entrenadores para conocer su opinión sobre un año sin fútbol y todos coinciden en lo perjudicial que sería para los jóvenes.
Viera “No permitir enlentecer el proceso”
Iniciaba su tercera temporada en sub 18 de Ferro Carril hasta que se paralizó la actividad por la pandemia, Ariel Viera apuntó mucho al rol de los formadores en los juveniles.
“Estamos manteniendo charlas con técnicos de distintos clubes, encabezados por Pablo Vela de Salto Uruguay para reconsiderar el tema, buscando un acercamiento con los dirigentes para mediante una asamblea que la suspensión se pueda modificar. En lo personal hablé con el Dr. César Signorelli y me manifestó que la idea de él es apoyar a que se dispute un torneo. Mi opinión prioriza la salud por sobre todo, también es muy importante el rol que cumplen las instituciones en el departamento en lo social, ese rol en lo social y deportivo también tenemos que ver los entrenadores, somos parte del andamiaje al igual que los directivos y los padres de los chiquilines, somos una parte importante y debemos encabezar esa intención que se revea la situación. Eso va a suceder por lo que he hablado con los entrenadores de varios clubes en formativas, hay intención de jugar, están dadas las condiciones porque no hay casos nuevos, en el país son 24 activos, en Montevideo hay apenas 16 casos y de acá a setiembre creo que va a estar todo controlado siempre que no haya algún brote».
«Tenemos la necesidad de que los gurises vuelvan al hábito de entrenar, de estar juntos. Los padres me dicen que es necesario que los hijos entrenen, se cansen, lleguen a la casa, coman y se acuesten a dormir. Hoy en día han cambiado los hábitos y prácticamente están toda la noche despiertos, son pocos los que entran en plataforma a estudiar, según lo que me comentaron profesores del liceo. Por todo eso es muy importante que vuelvan a practicar deporte, soy muy optimista que con voluntad se puede llegar a un acuerdo y jugar a partir de setiembre un campeonato».
«Como entrenadores de formativas sabemos que un año perdido en formación en aspectos técnicos y físicos, en cualquiera de las edades del proceso formativo, serán generaciones enlentecidas en el crecimiento. No podemos permitir ese enlentecimiento del crecimiento y desarrollo del futbolista sin entrenar y competir por un año”.