lunes 20 de mayo, 2024
  • 8 am

Director del Instituto Nacional de Bienestar Animal sostiene que la enseñanza del perro es fundamental

Por Andrés Ferreira.
Nibia Reisch, Diputada por el Partido Colorado en Colonia, presentó días atrás un proyecto de ley que prohíbe la cría, reproducción, comercialización, transferencia, adopción e importación de perros de razas potencialmente peligrosas, entre ellas, akita, amstaf, rottweiler, pitbull, mastín napolitano, tosa japonés, dogo argentino, dogo de burdeos, bullmastiff, american staffordshire terrier, staffordshire bull terrier, perro de presa mallorquín, presa canario, bull terrier y fila. La iniciativa surgió desde el incremento de agresiones de perros y la noticia más reciente es la muerte de un niño de cuatro años en Atlántida que fue atacado por un pitbull. Reisch propone que los actuales propietarios de animales de estas razas deberán proceder a su esterilización obligatoria y mantenerlos en régimen de reclusión permanente, impidiendo su circulación en la vía pública. Para tener una visión de alguien experimentado, CAMBIO entrevistó al Dr. Gastón Cossia -Médico Veterinario y Director Ejecutivo del Instituto Nacional de Bienestar Animal- quien aportó sus opiniones respecto al tema.
SE TRABAJA HACE MUCHO TIEMPO
“Este es un tema que se viene trabajando hace mucho tiempo, bastantes estudios, lo que sucede es que elegir 15 razas siempre va a ser algo arbitrario, es difícil que todas las razas que seleccionemos sean las que puedan generar problemas, en esta selección que se hizo ahora queda una raza emblemática que es una de las más importantes en el Uruguay, que es la raza cimarrón, no está seleccionado y es una raza que tiene todo el porte y características de un perro potencialmente peligroso” manifestó Cossia.
ES IMPOSIBLE LA RECLUSIÓN
En cuanto a la posición que se tiene desde el Instituto Nacional de Bienestar Animal, Cossia sostiene que hay que hacer énfasis en la educación del perro, tenencia responsable, fiscalización de las normas y aumentar controles sobre quienes tienen o eligen tener perros, recordando que un 50% de los perros del Uruguay, son razas cruzadas, es muy difícil determinar en esa población de perros cruza cuáles son los que tiene una línea de sangre emparentada con las 15 razas seleccionadas. “Por otro lado se pretende que estas razas estén en permanente reclusión, eso es imposible, estamos hablando de una población cercana a 200.000 perros puros de estas características y razas, no hay forma de controlar que todos estén en reclusión, para practicar eso se necesita una inversión enorme y si nos encontramos con que los dueños no quieren tenerlos en reclusión… ¿Qué hacemos? La gente tiene que hacerse cargos de sus animales” agregó.
LA CRIANZA ES IMPORTANTE
“Hay un 22% de personas que tienen todo el día a sus perros atados, esto surge de un informe de Equipos Consultores en el año 2018, eso genera problemas de relacionamiento y sociabilización, el 46% de las personas tienen a los perros para defender sus propiedades, crían animales de defensa, por lo tanto no son amigables y no son sociables con extraños, defienden lo suyo y un animal enseñado de esa forma, sin importar la raza, no va a ser amigable y se transformará en un arma del ser humano, a eso se deben los problemas, así como se enseñan para defensa, se enseñan y crían para que trabajen, para que acompañen al ser humano, y el animal aprende” finalizó el profesional.