Sábado 4 de diciembre, 2021
  • 8 am

II Jornada académica del Bachillerato Agrario de San Antonio

El director de Desarrollo Rural del MGAP, Carlos Rydström, participó este viernes en la II Jornada Académica organizada por el Bachillerato Agrario de San Antonio. Rydström hizo énfasis en la importancia que tiene vincular cada vez más a la parte educativa, la generación de futuros técnicos extensionistas y profesionales con los institutos agropecuarios y que éstos también “estén vinculados a lo que se enseña y se aprende”. Por otro lado, destacó la importancia de las transiciones agroecológicas en el plan estratégico del MGAP y de la DGDR, e hizo énfasis en la importancia de la incorporación de las TIC y en “el papel que tienen las nuevas generaciones y los nativos digitales en poder acelerar los procesos de incorporación de estas tecnologías”.
El objetivo de la II Jornada Académica realizada en San Antonio es dar a conocer los trabajos que se realizan habitualmente con los jóvenes que concurren al Bachillerato Agrario. “Lo que buscamos es presentar a los estudiantes y que se inserten tempranamente al sistema tecnológico del país”, dice Ricardo Siffredo, coordinador del Programa Agrario de UTU San Antonio. En la oportunidad se invitó a un número de 32 instituciones, tanto públicas como privadas y al Comité de la Cuenca del Arroyo San Antonio.
Según Siffredo, “el director de Desarrollo Rural tuvo una destacadísima intervención en la que explicitó claramente los objetivos del Ministerio y está apoyando plenamente el desarrollo del modelo agroecológico, que es una de las áreas fuertes de intervención que tenemos”.
Actualmente, en el Bachillerato Agrario se trabaja en tres actividades: en el primer año se potencia el desarrollo de una unidad agroecológica, basado en el modelo salud animal, salud vegetal y salud humana. Una segunda fase se desarrolla con los estudiantes de segundo año, donde se hacen cultivos experimentales en la parte vegetal y se apoya en el desarrollo de la producción animal, orientada a los pequeños productores de la zona (el destino de la producción va al comedor escolar de la localidad y a los centros de INAU). Por último, en tercer año se realiza el monitoreo permanente sobre campo natural y la intervención en cultivos experimentales. En el verano se empezará a trabajar en la técnica de rolado, buscando disminuir la utilización de herbicidas.
Actualmente el bachillerato cuenta con 176 estudiantes. Alrededor del 40% del colectivo docente está conformado por profesionales que han sido exalumnos de la institución y varios de ellos trabajan en distintas organizaciones a nivel nacional. Se realiza docencia, investigación y extensión (tareas de apoyo comunitario). “Lo más relevante a destacar es el actual marco de cooperación con Mevir, para proveer de espacios verdes y arbolados a los núcleos de reciente construcción, así como el manejo de los residuos con clasificación domiciliario y reutilización de los mismos”, señaló Siffredo.
“Junto a la DGDR y al Programa Agrario se van a ir uniendo más las relaciones y se va a poder potenciar mucho más este tipo de actividades en el futuro próximo”, concluyó el coordinador.
En la jornada hubo stands con trabajos efectuados por alumnos durante el año. Esta acción tiene como objetivo la conformación de un grupo de trabajo con la participación de la mayor cantidad de instituciones públicas y privadas, para contribuir con la salud de la Cuenca media y alta del Arroyo San Antonio.