miércoles 30 de noviembre, 2022
  • 8 am

En Salto varios empresarios del sector panadero están cerrando sus puertas debido a la crisis económica

Por Andrés Torterola.
El sector de panaderos de Salto trabaja normalmente, aunque se siente la crisis económica dijo a CAMBIO el integrante del Sindicato de Panaderos y Afines de Salto Sergio Pintos. Explicó que no hay diferencia de precios con Argentina en cuanto a los productos para elaboración, de todas formas, aseguró que en Salto varios empresarios del sector han cerrados sus puertas o disminuyeron sensiblemente el personal. Por otro lado directivos del comercio local evaluarán el impacto en el tercer trimestre del año para analizar la situación que se presenta en general.
TRABAJO INFORMAL
Pintos dijo que la informalidad en el sector panadería es alarmante y “8 de cada 10 empleados panderos trabajan en negro, recordó que las panaderías o lugares de elaboración deben tener medidas mínimas de altura por la emanación de gases, distanciamiento entre las máquinas, un área destinada a elaboración y tránsito que no se condicen con los lugares de elaboración en la actualidad, muchos trabajadores elaboran en sus casas los productos que más ganancias dejan”, dijo. Aseguró que en algunos casos los comercios mantienen la estructura de ventas, la mercadería la compran a otras panaderías y las revenden, hay mercados donde se elaboraba pastas, malteadas y otros productos, pero en la actualidad no funciona nada de eso.
LEVADURA IMPORTADA
Los insumos para los comercios panaderos se adquieren en los molinos nacionales, lo que se importa es la levadura que se la compra de forma líquida proveniente de la provincia de Tucumán, la deshidratan y la prensan en empresas ubicadas en Montevideo, después se importan otras de Brasil que vienen con fecha de vencimiento más corta y además no garantiza un buen producto.
CLIENTES SELECTIVOS
Pintos dijo que ha cambiado el consumo, en la actualidad hay muchos productos de semillas, de harina de arroz, no apto para celíacos, pero mejor para la salud, las personas son más selectivas en cuanto a la alimentación. Recordó que en la década de los años 70 los panes pesaban un kilo, en la actualidad los clientes llevan mucho menos cantidad, la situación de crisis no se vive solamente de Salto, sino que afecta a las panaderías de todo el país.
TERCER TRIMETRE
A todo esto el Centro Comercial e Industrial de Salto viene trabajando en un sondeo con el objetivo de recabar datos que den una idea de la situación comercial en general en Salto en un momento de impacto general de la economía. La diferencia cambiaria con Argentina se hace evidente y todos los rubros vienen sintiendo un fuerte impacto en lo que respecta a las ventas. El trasiego de mercaderías sigue siendo alto y al margen de los 5 kilos por persona, el consumo de productos de la vecina orilla hace que las ventas -sobre todo en comercios chicos- se haya visto disminuida en más de un 40% y en determinados rubros por encima del 70%. El objetivo de este nuevo sondeo es ver cómo se comportó el escenario económico en este tercer trimestre del año (julio-agosto-septiembre) en cuanto a las ventas y qué comercios debieron adoptar determinadas acciones debido al impacto que genera la situación de Argentina.