sábado 4 de febrero, 2023
  • 8 am

Salto mantiene cifra de más de 3.000 familias en emergencia habitacional sobre todo en jóvenes

Por Alexander Ruppel
La directora de Vivienda y Hábitat de la Intendencia de Salto, Nelly Rodríguez, dialogó con CAMBIO, haciendo referencia a los planes que se vienen llevando a cabo y los objetivos planteados para el año 2023.
PLAN AVANZAR
Rodríguez dijo que “ha sido un año donde firmamos algunos convenios en el Ministerio, los dos asentamientos que van a ser intervenidos son La Esperanza y La Amarilla, comienza en La Amarilla. Recientemente se hizo un censo de familias, ya tenemos los datos. El MEVIR urbano que se creó recientemente serán los encargados de construir. A partir de ahora vamos a ver qué familias tienen que ser realojadas porque donde están asentadas no pueden seguir viviendo y que familias se les puede arreglar la situación de la vivienda en el lugar. Las construcciones comenzarán en el año 2023, eso en cuanto al Plan Avanzar.
CONVENIOS
También firmamos un convenio de canastas de materiales que aún no han llegado, son para casos puntuales de familias que quieren hacer mejoras en la casa y algunas que solicitan tener un baño, hay gente que vive hacinada por tener familias numerosas y necesitan un dormitorio, para ese programa se entregan canastas de materiales.
Lo otro en que venimos trabajando es el tema del cooperativismo, las cooperativas de vivienda que construirán en terrenos municipales, el equipo técnico lo aporta la Intendencia y al terreno también, las familias construyen las viviendas con sus recursos económicos, hoy (ayer) entregamos dos terrenos. La Intendencia también va a hacer el saneamiento del barrio nuevo, estamos en gestiones con OSE, UTE para tener todos esos servicios, estamos trabajando a la vez que se van entregando terrenos para las cooperativas, estamos en la parte de servicios e infraestructura y estamos bastante avanzados”, expresó.
SITUACIÓN HABITACIONAL
En referencia a la situación habitacional en Salto y las solicitudes de personas que viven en situaciones emergentes, Rodríguez dijo. “La situación habitacional de Salto es un problema histórico, no es de ahora, viene arrastrándose hace muchos años. Ha tenido soluciones puntuales en diferentes etapas, pero siempre las familias se agrandan van naciendo nuevas generaciones y formando sus familias, es un problema de nunca acabar, porque no hay políticas a gran escala. Hemos llegado a tener más de 3.000 familias solicitando viviendas.
Es un número que venimos arrastrando en Salto hace muchísimo tiempo. Se da solución a 100, 200. En el período anterior la Intendencia brindó muchas soluciones habitacionales junto con el Ministerio, se les dieron terrenos al PMB, las 40 viviendas, casi a mil familias se le dieron soluciones en lo que va el gobierno en el período Andrés Lima, pero como decíamos es un proceso que se da y luego muchas parejas se forman y van construyendo su vida. Es un problema de nunca acabar porque no hay políticas masivas de viviendas”.