Viernes 28 de febrero, 2020
  • 8 am

La fuerza de la verdad

Gerardo Ponce de León
Por

Gerardo Ponce de León

97 opiniones

Por Gerardo Ponce De León

Siempre les he comentado que en la vida hay que ser agradecido, que hasta muchas veces nos olvidamos de dar gracias a Dios, al levantarnos y al acostarnos, ya sea por el día que nos día o por el día que se nos presenta. Siempre hay que agradecer.

Comienzo así, ya que tengo que agradecer a la persona que me envió, vía WhatsApp, algo que desconocía y que me gustó mucho. La fecha exacta de el escrito se le calcula que es de cerca de 1900, y está escrito por un francés Jean Léon Gerôme. El periodista que lo dice o lo evoca es Alfredo Leuco, con motivo de los 5 años de la muerte del Fiscal Dr. Alberto Nisman. Quiero aclarar que no viene al caso de cual es mi opinión sobre la muerte del Fiscal, ya que por lo que se tiene una trama muy complicada y se tiene que saber mucho para opinar. Si creo que se aplica a muchos casos de nuestra vida, a pesar de los años que tiene el escrito.

“Un día la verdad y la mentira se cruzaron”

ANGLO

“ Cuenta la leyenda, que un día la verdad y la mentira se cruzaron”

-Buen día. Dijo la mentira.

_Buen día. Contestó la verdad,

-Hermoso día. Dijo la mentira.

Entonces la verdad se asomó para ver si era cierto. Lo era.

-Hermoso día. Dijo entonces la verdad.

-Aún más hermoso está el lago. Dijo la mentira.

Entonces la verdad miró hacia el lago y vio que la mentira decía la verdad y asistió.

Corrió la mentira hacía el agua y dijo………..-El agua está aun mas hermosa.

La verdad tocó el agua con sus dedos y realmente estaba hermosa y confió en la mentira.

Ambas se sacaron las ropas y nadaron tranquilas.

Un rato después salió la mentira, se vistió con las ropas de la verdad y se fue.

La verdad, incapaz de vestirse con las ropas de la mentira comenzó a caminar sin ropas y todos se horrorizaban al verla.

Es así como aun hoy en día, la gente prefiere aceptar la mentira disfrazada de verdad y no la verdad al desnudo”

Algún día la verdad saldrá del pozo para fustigar a los mentirosos.

Creo que no se tiene que agregar más nada, ya que lo dice todo. Tengo la costumbre de decir que una mentira repetida muchas veces, pasa para la gente, a ser verdad. Pero entiendo que lo peor que nos puede suceder y ocurre más seguido de lo que pensamos, que esa mentira está disfrazada de verdad y la creemos. Más complicado aún que le vamos agregando cosas, a esa mentira, y sabiendo que no es cierto, lo creemos ya que pasó a ser voz popular la mentira, y para contarla, para colmo de males, le seguimos agregando “condimento” para que parezca más real.

No es necesario poner ejemplos, ya que cada uno de nosotros debemos de saber de alguna mentira que ha pasado a ser “verdad” (sigue siendo la misma mentira de un principio) cuando el pueblo o la gente, toma para si ese dicho o comentario. Basta con hablar sin saber, dar testimonio de algo que desconocemos, pero que no podemos quedar como que no sabemos. Esto es vestir una mentira con la ropa de la verdad.

Capaz que se pueda decir que uno no sabe cual es la versión real, y cual es falsa, pero es más fácil creer enseguida, por más que la mentira tenga una trama in entendible, que averiguar por donde va la verdad.

Esperemos que cuando la verdad salga del pozo, no nos “fustigue” por mentirosos, porque sería muy triste llegar a ese nivel.

Como siempre debemos tener la suficiente humildad como para decir: no se, y no vestirnos con ropa ajena.No es fácil aceptar a la verdad desnuda, ya que por lo general, nos duele o nos puede llegar a lastimar.