lunes 15 de abril, 2024
  • 8 am

De Andrés Lima a Alejandro Noboa

Álvaro Lima
Por

Álvaro Lima

50 opiniones

 
Dr. Álvaro Lima
Diputado electo
Frente Amplio Salto
Un racimo ferviente de emociones fue acompasando esa caminata de seis cuadras desde Avda. Solari y Patulé hasta el epicentro formal de cambio de investidura en un barrio histórico, plagado de transformaciones actuales; como es Don Atilio.
Una mansa y sólida sensación de tranquilidad y calma tomaba la mano de esas doscientas personas que iban decididas a brindar un cálido apoyo a quien dejaba de ser jefe comunal y abría paso a una esperanzadora oportunidad que abriga la llegada de Alejandro.
Banderas frenteamplistas y de Salto acompañaban con música el instante de un adiós con horizontes de volver muy pronto.
Todo cuanto ocurrió allí en calle Pública 12, con vecinos del barrio renovado en obras, resultó sencillo y breve.
Quien dejaba su lugar, ahora candidato a Intendente otra vez, agradeció el apoyo del equipo de gobernanza, al funcionariado de la comuna por haber compartido casi 5 años de esfuerzos y un mismo trayecto hacia la mejora de nuestras vidas.
Destacó, porque en don Atilio estábamos, todo el trabajo de las últimas semanas del departamento de Obras con una significativa intervención urbanística de arreglo de calles y bituminización haciendo posible anhelos de larga data.
Quizá una de las aristas más salientes de la actual administración, ha sido su constante presencia en los distintos barrios de nuestra ciudad y el diálogo con quienes viven y forjan un destino cordial en sueños realizados.
Una fortaleza que el Intendente Alejandro Noboa seguramente prolongará porque expresó que seguirán aquellas obras pendientes de ejecución.
Los programas que desde la OPP empujan al Departamento salteño a avanzar en desarrollo, serán respaldados y continuarán.
Manifestó que las obras de reconstrucción de los caminos de acceso al complejo termal internacional de Arapey y el de arribo al municipio de San Antonio traerán aparejado dedicación hasta terminarlos.
Hizo hincapié en la trascendencia del turismo y de poder brindar mejores servicios a quienes nos visitan desde la región y exterior; así como facilitar a la cuenca lechera y hortifrutícola condiciones de desplazamiento vial óptimas.
La economía seguirá siendo monitoreada muy de cerca y Alejandro no perderá de vista la importancia de conservar el equilibrio financiero para lo que resta del mandato presente.
Un nuevo brío de renovación se acaba de instalar y promete ser de grandes alcances y logros para nuestra población. La cultura recobrará un envión necesario que dinamice la propuesta local de espectáculos y expresiones de las más variadas.
Nuestro parque Solari será objeto de dedicación especial en éstos cinco meses del epílogo, mostrando entusiasmo y compromiso en la tarea que comienza.
De Andrés a Alejandro hay más que un puente de iniciativas y plan de trabajo forjado desde un compañero frenteamplista a otro, como muy declaró.
Algo básico en un gobernante los enlaza y los vuelve a encontrar en éste momento crucial de futuro en el rumbo de Salto.
Esa ligadura es una convicción de que solo el trabajo defenderá las buenas intenciones y el sueño que todos cargamos: que ésta buena administración continúe. Ahora, con Alejandro Noboa.