miércoles 24 de abril, 2024
  • 8 am

Salto, el mundo del revés

Gustavo Varela
Por

Gustavo Varela

167 opiniones

Por Gustavo Varela
María Elena Walsh fue una poetisa, escritora, cantautora, dramaturga y compositora argentina, famosa por sus obras infantiles. En una de sus más afamadas canciones nos invita a explorar el ‘reino del revés’. En ese lugar imaginario pasan cosas insólitas, tan insólitas que causan gracia.
Este poema tiene dos lecturas según la edad a la que se lea: Como primer lector el poema sería una invitación al mundo de los disparates y de lo absurdo. Como lector adulto el poema es una denuncia social de los tiempos y realidad que le toca vivir.
A esta altura se estarán preguntando; ¿Hacia dónde apunta el escriba en el día de hoy?
En el “reino del revés” nos explica la escritora de ojos celestes, que un año dura un mes, que un oso cabe en una nuez, que dos y dos son tres, que existe un Señor llamado Andrés, que tiene 1530 chimpancés, que si miras, no los ves.
Ese mundo de disparates y absurdo, es el que muchas veces vemos en distintas reparticiones, oficinas, direcciones, o como se las quiera llamar, donde los jerarcas con tal de trascender ante la opinión pública, o hacerse ver, apelan a repetitivos registros fotográficos, que suben a las distintas redes sociales con diversos objetivos.
También puede ocurrir, y ocurre, que la sociedad civil, que debiera recibir los beneficios de los servicios del estado o gobiernos, tiene que salir a realizar ella, los trabajos que no llevan a cabo los obligados.- O sea la administración de turno.
En ésta semana pasada ocurrieron en Salto ambos ejemplos.
Ciudadanos, que el Intendente eligió para llevar a cabo determinadas tareas, que nada tiene que ver con la Recolección y el Barrido del Departamento, salen a limpiar determinada zona de la ciudad, y ciudadanos de Salto, que nada tienen que ver con la administración departamental, se auto-convocan por las redes sociales para limpiar determinados lugares de la ciudad, que están totalmente deplorables.
Mientras tanto, el Intendente, bien gracias, de gira en campaña electoral.
Si leyó bien, de campaña electoral.
En éste mundo del revés, no hay nadie que organice, que planifique, que ordene el trabajo departamental, de un departamento que está absolutamente sucio y desprolijo.
Quienes tienen que levantar la basura, porque se les paga por eso, no lo hacen, y otros jerarcas que tienen que realizar otras tareas, porque para eso se les paga, no lo hacen, porque tienen que limpiar la ciudad.- Ese es el caso del Director de Desarrollo Social que, no juzgando para nada su intención pues descuento que fue la mejor, tendría que estar abocado a pensar el “Desarrollo Social” de Salto, y en cambio estaba utilizando su tiempo en limpiar la ciudad, teniendo el gobierno departamental, funcionarios suficiente para eso, y es más, la plantilla está creciendo día a día según nuestras informaciones, volviendo a cometer el mismo error que lo estranguló financieramente al fin de su primer gobierno.
Y para colmo, quienes pagan impuestos para recibir servicios que la Intendencia, debe brindar, no lo reciben y tienen que realizar ellos mismos, lo que está en falta la Intendencia.
Por eso recordé a la cantautora de ojos transparentes, compañera de nuestra niñez.
Porque escribió una letra que se ajusta totalmente a lo insólito y absurdo que ocurre por estos lares.
A esos monos ¡No lo ves!