viernes 1 de marzo, 2024
  • 8 am

Siga el baile, siga el baile

Gustavo Chiriff
Por

Gustavo Chiriff

148 opiniones

Por Gustavo Chiriff
Ya casi a 39 meses de gobierno de coalición, más de la mitad del ejercicio, los que iban a cambiar la forma de gobernar, tienen enormes dificultades para hacerlo, pero no tanto por situaciones externas, sino más bien de luchas internas a la coalición, incapacidades, hechos de corrupción y perfilismos en aspiraciones de varios.
En lo que va de este periodo ya renunciaron, fueron destituidos y en algunos casos procesados: 7 ministros, una subsecretaria, 21 mandos intermedios ministeriales, la mitad de la cúpula policial, el jefe de seguridad presidencial, 7 jefes de policía y un senador, todos pertenecientes a la coalición.
De los casos más importantes (no daría esta columna para describir todos):
• Pablo Bartol, renuncia al MIDES hace dos años atrás, donde quedo en promesa el traslado del MIDES a Casavalle.
• Desde el inicio del periodo, el Intendente de Artigas ha sido denunciado innumerables veces por nepotismo y corrupción.
• El director de la CND, Miguel Loinaz, renuncia después de saberse que contrato a su pareja en dicho ente.
• Compra por parte del Ministerio de Defensa de dos aviones Hércules, usados, a un precio superior de su valor y prácticamente no se utilizaron.
• El director de ASSE por Cabildo Abierto, coronel Montagno, renuncia después de saberse que ingresaron a 135 militantes de CA, al estado en forma directa.
• Trasciende a través de audios, que el Intendente de Colonia, Moreira, realizaba pasantías a cambio de sexo.
• Renuncia (obligada) del ministro Germán Cardozo por contratos publicitarios, realizados en forma dudosa.
• En el 2021, en el Congreso de Intendentes, los Intendentes del PN, votan por contratar en el mismo, al hijo de la senadora Graciela Bianchi.
• Entrega de pasaporte al narcotraficante Sebastián Marset. Este hecho involucro a Heber, Maciel, Bustillo y Carolina Ache (la cual renuncia), quienes dijeron desconocer los antecedentes criminales del delincuente.
• El ministro, en su entonces del Ministerio de Ambiente, Adrián Peña miente sobre su título de licenciado. Renunció (o lo hicieron renunciar), pero continuó en el Parlamento.
• Detención de Alejandro Astesiano. Hechos de corrupción recaen sobre el jefe de seguridad del presidente Lacalle Pou, entre ellos la entrega de pasaportes en forma ilegal, a ciudadanos rusos.
• La ex ministra del MVOT, Irene Moreira, de Cabildo Abierto, se le descubre que había entregado viviendas a correligionarios de CA en forma irregular. La hacen renunciar, pero sigue en el parlamento.
• El senador Penadés es acusado de abuso a menores, desplegándose por parte del PN una defensa inmediata al mismo, que comienza a desboronarse por nuevas denuncias. Pidió licencia al Senado.
• Santiago González, exdirector de Convivencia y Seguridad Ciudadana, renunció al Ministerio del Interior luego de reconocer que se atendió 13 veces en el Hospital Policial. Inicialmente lo negó, luego lo reconoció y presentó su renuncia al presidente, Luis Lacalle Pou.
La lista es mucho más amplia y muestra la característica de quienes gobiernan por la coalición, auto adjudicándose grados de impunidad pocas veces vistos en un gobierno democrático. De los autores de que “vamos a vivir los mejores 5 años de nuestras vidas” y del “se terminó el recreo”, lo que estamos viviendo es un “siga el baile siga el baile”, que el recreo no se terminó.