Lunes 6 de abril, 2020
  • 8 am

Industrias frigoríficas enfrentan la peor crisis registrada desde la aftosa

Tras las festividades del Año Nuevo chino esta semana se retomó la actividad de Shanghai, aunque se reinició muy lentamente. Los pagos se están realizando con mucha lentitud y persisten retrasos. Hay mucha confusión también con los contenedores que están arribando. Muchas navieras bajando contenedores en el camino, como Singapur y otros puertos. El mercado sigue enlentecido por temas comerciales y también por temas logísticos, y eso trae aparejado que haya atrasos en recibir los pagos de China.
“Hay una presión y un estrés financiero que no habíamos vivido desde hacía mucho tiempo”, señaló Daniel de Mattos, gerente de BPU Meat, entrevistado por radio Rural.
El industrial señaló que se está dificultando la colocación en mercados alternativos. “China está afectando no solo al mercado chino sino también a todos los mercados que vendemos”, sostuvo.
“Desde el punto de vista de la cadena cárnica no ha sido una crisis tan profunda como la de la fiebre aftosa, pero desde el punto de vista de las plantas no tengas dudas que esta es peor de la que vivimos en la aftosa”, remarcó. Apuntando a, no solo una caída de precios, sino a una caída en los contratos pactados desde octubre del año pasado. “El mercado se va a recomponer, no tenemos duda. La demanda va a estar en China. Lo que tenernos es la incertidumbre sobre cuándo comenzará la reactivación”, dijo. Por ahora tal reactivación no se ha dado.
“Nosotros lo alertamos a fines de diciembre, que la situación en china iba a tomar entre seis y seis meses, sin tomar en cuenta la situación del coronavirus (…) Mayo puede ser un mes de normalización”, consideró.
Para de Mattos posiblemente cuando se registre una normalización de China en el segundo semestre los precios vuelvan a los niveles de 2018, con una demanda que empiece a traccionar, cosa que hoy no sucede.
“Me imagino un segundo semestre con la posibilidad de vender todo lo que uno produzca”, apuntó.