lunes 3 de octubre, 2022
  • 8 am

Explotación sexual en whisquería involucra a menores, drogas, armas y un homicidio

El caso salió a la luz tras un allanamiento realizado esta semana en una whisquería del barrio Peñarol que derivó, en principio, en cuatro hombres y una mujer imputados de varios delitos y en prisión como medida preventiva mientras se prepara el juicio.
Se les imputó trata de personas en la modalidad de transporte, acogida y traslado para explotación sexual, proxenitismo agravado porque había menores de edad y negociación de estupefacientes.
A nivel judicial el caso recién comienza, pero la investigación lleva tres años, con innumerables escuchas telefónicas, filmaciones en poder de la fiscalía y seguimiento de páginas y sitios de internet. Así lo explicó la Fiscal de Delitos Sexuales Alicia Guione y su adjunta María José Brisco.
El caso refiere a la explotación sexual de mujeres, entre ellas algunas adolescentes, venta de drogas, porte y uso de armas y hasta un homicidio, extremo que es investigado por una de las Fiscalías de Homicidios.
CÓMO OPERABA LA WHISQUERÍA
Según la fiscal Guione, el dueño de la whisquería “tenía páginas web donde ofrecía el trabajo sexual de mujeres adultas y también de algunas que eran adolescentes, que aparecían en las fotos”, aunque “no decía obviamente en la página” que eran menores de edad. Este hombre, dueño de la whisquería, dejaba su teléfono celular y “las mujeres lo contactaban para ir a trabajar”, detalla la fiscal.
“Él las pasaba a buscar en el auto, las traía al lugar, se quedaba con el dinero, un alto porcentaje del producido”, explicó Guione. “Entre un 15 y un 20%”, detalló la fiscal adjunta Brisco.
“Lo más grave es que en esa explotación sexual varias de las mujeres que iban eran adolescentes”, insistieron las fiscales.