lunes 5 de diciembre, 2022
  • 8 am

El tratamiento para combatir la diabetes requiere de un proceso de reprogramación metabólica y mental

Por Andrés Ferreira
Mañana 14 de noviembre, como cada año, se conmemora el Día Mundial de la Diabetes, y recabando información al respecto, CAMBIO entrevistó a Débora Sotelo -Magíster en nutrición y Diabetóloga- quien brindó detalles.
AUMENTO DE CASOS
A pesar de que las campañas de prevención de la diabetes para las cuales se destinan 760 millones de dólares al año, lo cual representa un 10% del gasto mundial, las cifras de personas con dicha patología continúan creciendo de manera vertiginosa. De 108 millones de personas que presentaban diabetes en 1980, se ha llegado a 463 millones en la actualidad cuando las proyecciones para el año 2030 estimaban 300 millones de personas con dicha patología. Actualmente algunas publicaciones estiman que en el año 2045 las cifras serán cercanas a 700 millones a nivel mundial. Los últimos datos indican que 1 de cada 11 adultos tiene diabetes, y 232 millones no saben que son diabéticos.
NO SE LOGRA FRENAR
“La respuesta no se encuentra en la dificultad para el tratamiento, sino en la incapacidad que tenemos de prevenirla” expresó Sotelo ante el aumento desenfrenado de casos. “Nuestra mirada también debe enfocarse en el estado de resistencia a la insulina que con frecuencia no se diagnostica y es la antesala a la diabetes. Miremos a la prediabetes (glicemia en ayunas mayor a 1gr/l) con la seriedad que merece. Es decir, el estado en el que todavía puede revertirse la alteración y, por lo tanto, no llegar al diagnóstico de diabetes, el cual, una vez que se establece, ya no tiene reversibilidad” señaló.
SÍNTOMAS DE LA DIABETES
“La Diabetes no es silenciosa como aún escuchamos expresar, sino que esta patología va avisando con signos claros que se encuentra en franco desarrollo en el organismo, con una cintura mayor a 88 y 102 cm en la mujer y hombre respectivamente; con acantosis nigricans (oscurecimiento de la piel en el cuello, axilas, ingle), síndrome de ovarios poliquísticos, hígado graso, triglicéridos elevados, sobrepeso y haber presentado diabetes gestacional. Con frecuencia, la manifestación del aumento de la glucemia es un signo tardío” informó y siguió “cuando comprendamos que la aparición de la enfermedad obedece a varias causas que cuando interactúan entre ellas dan lugar al diagnóstico, quizás entonces podamos frenar esta pandemia de diabetes. Conocer que dichas causas las vamos generando en el transcurso de la vida es importante, muchas personas no comprenden el motivo de la aparición de su diabetes, alegando no tener preferencia por los alimentos “dulces”.
DIAGNÓSTICO
Además Sotelo aseguró que aunque la Diabetes se reconoce como tal cuando se detecta el aumento de glucosa sanguínea (hiperglucemia), en valores iguales o mayores a 1,26 g/l, ésta es simplemente, una consecuencia. Si queremos definir correctamente a la diabetes, primero debemos decir lo que no es. No es un problema de exceso de consumo de azúcar o de harina. La Diabetes es una enfermedad metabólica, vinculada a la inflamación celular, causada por el defecto absoluto o relativo en la secreción de insulina, lo cual, como consecuencia, conduce al aumento de la glicemia (hiperglicemia); y se acompaña a su vez de alteraciones en el metabolismo de las grasas y de las proteínas. Por tanto, no se trata simplemente de evitar el dulce, el pan, papa, fideos, banana, como aún escuchamos recomendar en muchos consultorios o lugares donde livianamente se habla sin tener conocimientos. De lo que se trata es de disminuir la inflamación metabólica. Explicarle al paciente que debe responsabilizarse de los cambios que ha de realizar en un proceso de reprogramación metabólica y mental.