martes 16 de julio, 2024
  • 8 am

Cartas a CAMBIO

Nobleza obliga…
Hace menos de un mes mi esposo tuvo un quebranto de salud que lo llevó a la Emergencia del Centro Médico y posteriormente estar unos días internado en Sanatorio Salto. No muchos días después, regresó a ambos lugares, por otra dolencia posiblemente relacionada a la anterior, que a menos de 1 mes, nos ha dado ya casi un diagnóstico concreto.
A nosotros nos queda mucho por recorrer, recién estamos comenzando a transitar un largo camino, que seguramente nos lleve, (aunque desearíamos que no), a regresar muchas veces a los lugares que mencionamos.
Desde el día 1 fuimos tratados con el mayor de los respetos, a mi esposo con una admirable calidad humana, no dejando nada echado al azar, hicieron todo lo que debían hacer y más, manteniendo su dignidad intacta, logrando que su pase y estadía hayan sido lo más llevadera posible.
Acostumbrados a repetir discursos ajenos, olvidamos reconocer que si hay gente con vocación, que si hay enfermeras/os, nurses, médicos, personal auxiliares de limpieza, cocineros, nutricionistas, etc, que trabajan brindando un excelente servicio, logrando que tal vez en uno de los momentos más difíciles de nuestra vida, nos hagan sentir que realmente importamos.
Al personal de Emergencia de CAM días 13/07 y 3/8 y personal médico y de todos los servicios de Sanatorio Salto, muy especialmente a la Dra. Peláez. Por muchas más gente como ustedes. Gracias.
María Elizabeth León
3.567.450-3