jueves 18 de julio, 2024
  • 8 am

Escaso movimiento en zona termal genera preocupación a futuro en operadores privados

Las expectativas previas al fin se semana largo (por el corrimiento del 18 de mayo), generaba expectativas en el sector turístico en relación a la presencia de visitantes desde mediados de la semana anterior. Sin embargo, la presencia de visitantes no fue la esperada, un poco por el clima, otro poco por la incidencia de la diferencia cambiaria con Argentina, lo cierto es que fue muy poca la ocupación hotelera. Tras el lanzamiento de la temporada Otoño-Invierno, se espera que los fines de semana largos el movimiento de visitantes se intensifique, esperando las Vacaciones de Invierno que es un asueto que por lo general quienes salen a disfrutar lo hacen para disfrutar del agua termal.
BAJA EXPECTATIVA
Consultado operadores hoteleros de Daymán, señalaron que el movimiento fue muy flojo y no se siguió en la misma línea de otros fines de semanas largos. El viernes, los niveles de reserva no superaban el 40% y si bien los turistas por lo general reservan con 24 horas de anticipación, consideran que el clima jugó una mala pasada. A esto se suma que el poco turismo interno que se puede generar en un fin de semana como el transcurrido, la mayoría de quienes gustan de las termas, cruzan el puente para conocer otros destinos termales pero a su vez por la diferencia cambiaria que sigue siendo conveniente. Esto genera incertidumbre en qué pasará a futuro, sobre todo en las Vacaciones de Invierno, ya que si bien se espera que haya un incremento en la ocupación el comportamiento del sector ha sido lento y no positivo para lo que se pretende.