sábado 10 de diciembre, 2022
  • 8 am

Investigadores destacan equipamiento de laboratorios instalados en Salto y Rocha

Dos grupos de investigadores del interior de la Universidad de la República obtuvieron el pasado mes de agosto, las primeras imágenes del coronavirus en Uruguay. La tarea fue realizada en el Laboratorio de Alta Resolución de la sede Rocha del Centro Universitario Regional del Este (CURE), a partir de muestras recabadas por el Laboratorio de Virología Molecular de la sede Salto del Centro Universitario Regional (Cenur) Litoral Norte. Los investigadores son Álvaro Olivera, licenciado en Bioquímica y especialista en Microscopía Electrónica, y Viviana Bortagaray, licenciada en Biología Humana con una maestría en Biología Molecular, de las sedes de Rocha y Salto, respectivamente. También conversó con Rodney Colina, presidente de la Comisión Coordinadora del Interior y director del Laboratorio de Virología Molecular, quienes dialogaron con Portal de la Udelar.
TRABAJO INTERDISCIPLINARIO
Olivera explicó que la idea de tomar las fotografías surgió a partir de una motivación personal de «poner a punto una técnica que es de rutina para poder evaluar futuros procedimientos». «Nunca fue con la idea de diagnóstico, ni tampoco se hizo desde el primer día en que aparece la pandemia», aseguró. Para esto, el investigador del CURE comenzó a buscar información sobre cómo manejar en Uruguay una muestra infecciosa y hacerlo de manera rigurosa y legal. Investigó con colegas de Estados Unidos, allí lo derivaron con una organización alemana, y a través de la embajada Uruguaya en Alemania obtuvo los protocolos. Si bien estos procedimientos eran de rutina, tener los protocolos daba respaldo a la hora de manejar una muestra infecciosa antes de tener el laboratorio P3 habilitado, indicó.
AVANCES
Con respecto al trabajo interdisciplinario en conjunto entre ambos Cenures, Olivera comentó que cuando le surgió la idea se comunicó con Rodney Colina, porque es quien dirige el Laboratorio de Virología Molecular y además “tenía un laboratorio P3 entre manos”. Colina fue quien le contactó con Viviana Bortagaray e hizo de «puente» para que trabajaran en conjunto ambos investigadores.