Miércoles 8 de julio, 2020
  • 8 am

La Junta Departamental de Salto se prepara para votar el salario del próximo intendente

Diario

Por Carlos Arredondo
En la sección XVI, capítulo III – Del Gobierno y administración de los Departamentos -, el artículo 252 de la Constitución de la República expresa que: “Los cargos de miembros de las Juntas Departamentales y Juntas Locales serán honorarios. El Intendente percibirá la remuneración que le fije la Junta Departamental con anterioridad a su elección. Su monto no podrá ser alterado”.
De acuerdo a este mandato Constitucional, a falta de menos de tres meses para las elecciones, la Junta Departamental de Salto, ya ha comenzado a tratar el tema del salario que percibirá el intendente que resulte ganador el 27 de setiembre. Actualmente las retribuciones del Intendente rondan los U$ 366.800 mensuales (entre salario y gastos de representación), pero ante la emergencia sanitaria el Dr. Alejandro Noboa aplicó una rebaja del 20%, para aportar al fondo Covid.
ANTECEDENTES
La última vez que la Junta departamental de Salto fijó un salario específico para el Intendente de Salto, fue en el año 1984, luego de re establecidas las instituciones democráticas. En aquel entonces el Intendente era el Esc. Eduardo Malaquina. A partir de aquella decisión, cada vez que el trema debió abordarse en la Junta departamental, solamente se fijaron aumentos por IPC.
Al final del período pasado debió fijarse el salario para la gestión que encabezó el Dr. Andrés Lima, y que actualmente lleva adelante el Dr. Alejandro Noboa, pero la Junta no trató el tema, por lo que el salario que quedó vigente fué el aprobado a finales del Gobierno del ex intendente Ramón Fonticiella, y que usufructuó Germán Coutinho.
PARTIDO NACIONAL
Según el edil nacionalista -Cdor. Martín Burutarán-, actualmente la Comisión de Hacienda la Junta Departamental tiene a estudio solo una propuesta, presentada por la bancada blanca, que consiste en realizar un promedio de los salarios de todos los intendentes del país, y establecerlo como salario del jerarca local. “De esa manera estaríamos votando el salario a la baja, ya que actualmente está muy por encima de eso”, dijo Burutarán. Para cotejar los números fehacientemente la comisión solicitó dos pedidos de informes, uno a la intendencia de Salto, donde solicitó saber cual es realmente el ingreso salarial del Intendente, y otro al Congreso de Intendentes, solicitando conocer los montos salariales de todos los intendentes del país.
PARTIDO COLORADO
El edil Colorado Alberto Villas Boas, reconoció que su bancada aun no ha tratado el tema, pero advierte que sus colegas correligionarios están contestes a estudiar una rebaja. Para Villas Boas “Una cosa es el sueldo y otra cosa son las partidas complementarias. No es bueno rebajar sueldos. Lo que habría que ajustar son las partidas”, expresó en Webinar Periodístico.
Para el edil “sería importante tener reuniones previas con todos los candidatos a ocupar el sillón municipal, para lograr un concenso y aplicar una política común, en la que todos estén de acuerdo. En la bancada del PC comparten que deben bajar partidas, pero el sueldo hay que dejarlo como está. El tema son las partidas complementarias, ahí es donde tenemos que enfocarnos, para definir qué pasa con esas partidas. “Por ejemplo del gasto de representación hay que definir a qué se volcaría, o transferiría. Eso debe tener un consenso entre todos los que son candidatos a intendente”, dijo.
FRENTE AMPLIO
Por su parte el edil frenteamplista -Carlos Beasley- también dijo que su bancada aun no ha abordado el tema y que la única propuesta que se maneja es la planteada por la candidata Soledad Marazzano, quien ha propuesto públicamente hacer una rebaja, o descuento, en los primeros años de la próxima gestión. Que haya una rebaja por un periodo de dos o tres años, para fomentar un fondo de dineros frescos. Para el edil es importante manejar el concepto de por qué y para qué es (el fondo que se crearía). “Es debido a una situación puntual y específica de la situación socioeconómica que está viviendo nuestro departamento. Pero lo importante es que se legisle para que se especifique los destinos que le vamos a dar a ese dinero”. Los ediles recordaron que los salarios de los directores y cargos de confianza están sujetos al monto que perciba el intendente ya que son fijados de acuerdo a un porcentaje de éste.