Lunes 18 de enero, 2021
  • 8 am

“El automovilismo es injusto, me dan el trofeo a mí pero ganó el equipo”

Una semana pasó ya de la definición del título del Turismo Pista del Salto Automóvil Club (SAC), con la consagración de José Joaquín Guggeri. Amante del deporte tuerca y campeón previamente en motociclismo y karting, se lanzó este año al automovilismo y fue claro dominador de la temporada.
-Diste el zarpazo necesario al final.
-Venía primero, pero en la penúltima fecha me descalifican por no haberme puesto la remera antiflama y paso a quedar tercero en el campeonato.
-¿Cómo fue el olvido?
-Me la saqué después de la primera manga porque estaba transpirada, me puse una remera común y cuando me dijeron ‘vamos que se larga la última’ me subí el mameluco y me olvidé. Nadie del equipo se percató y ahí quedé a diez puntos de la punta. Son 26 puntos por ganar la final, diez la primera serie y dos puntos la pole position.
-¿Pensaste ahí quedaban pocas chances?
– Si yo ganaba todo pero el que iba segundo salía segundo en todas me ganaba por medio punto, pero si en alguna no salía segundo yo le ganaba. Había ganado todo en el año, las cuatro poles, las cuatro series y tres finales; una perdí porque rompí la caja de cambios y otra me descalificaron por la remera, pero en realidad había ganado todo en la pista.
– ¿Cómo se vivió esa última carrera?
– Estuvo interesante, como las demás, pero con un poco más de presión arriba porque había que cuidarse, de no irme para afuera. Claro que había nervios al final, porque te pasaba en un frenaje, me salía de pista y perdía todo. Además se acortaban las diferencias con los que venían atrás porque me traté de cuidar mucho.
-¿Ya habías sido campeón en otras especialidades?
-Sí, había salido campeón nacional en motos y en karting en CG 125. En kart fue en 2013 y me dieron el premio al piloto con más carreras ganadas.
-¿Fue una consagración merecida entonces?
– Sí, hicimos todo el esfuerzo del mundo y ganamos casi todas las carreras de punta a punta. Creo que eso habla de que fue merecido. Lástima que fue un año muy distinto porque no pudo ir ningún familiar, ningún amigo. Lo tuvieron que mirar todos por la tele.
-¿Desde cuándo estás en automovilismo?
-Arranqué este año en autos con techo, pero que estoy en el deporte motor hace diecinueve años. Empecé con once en el Nacional de Ciclomotores, después me pasé a 80 con cambios, Fórmula Internacional, después 125 cc. Mecánica Nacional que ahí salí campeón, pasé a 180 cc. Mecánica Nacional salí campeón. Luego empecé en el karting, que arranqué ganando en Salto en CG 125 cc. y ahí me fui al Nacional, corrí dos años y me fue mal, me cambié al equipo de Juan Pablo Viasi y ahí fui campeón con dos fechas de anticipación, ganando todo, Apertura, Clausura y Nacional.
– ¿Y ahí llega el automovilismo?
– Pasaron cinco años del karting y me compré este auto, que era de Juan Cruz Lorenzelli, que había salido campeón. Nos llevó un año armarlo y ponerlo a tono y bueno, a la primera fecha la ganamos, ganamos la pole, la serie y la final de punta a punta.
-¿Así que hubo una buena adaptación?
-Es distinto, el auto es todo más en cámara lenta, el karting te tiene todo el tiempo pensando rápido. Pero como todo, es diferente y tiene sus complicaciones y los rivales están en las mismas condiciones y han sido muy complicados de vencer. Más allá de los resultados los rivales no eran fáciles.
-¿Cómo viste el nivel?
-Hay muy buenos pilotos en la categoría. Lo más lindo es, a no ser por algunas decisiones, el compañerismo que hay, son todos buena gente. Hay algunos roces, como en todo, como algunas actitudes que no estuve de acuerdo, bastantes deshonrosas, que yo no las tendría porque por una remera uno no va a andar más o menos. Pero sacando eso, impecable todo. Yo fui a mirar casi todas las carreras del año pasado para ir viendo a qué me iba a enfrentar, en qué me metía. Conocía a un par de personas y me metí, yo hago la mía nomás. Hay que ir a correr y no a armar problemas. Eso lo saqué de la conducta del karting, donde si insultabas a alguien te multaban con un montón de plata y además te suspendían de tal forma que no podías entrar ni al kartódromo”.
EL EQUIPO: Diego Miqueiro (preparador), Joaquín Bellagamba, Juan Mezzera y Santiago (ayudantes) y Gorka Telis (colaborador de Montevideo).