Lunes 20 de septiembre, 2021
  • 8 am

Fatiga visual: una afección cada vez más frecuente que se relaciona con la alta exposición a pantallas digitales

El uso diario y prolongado puede provocar fatiga visual digital, que consiste en molestias oculares y problemas de visión que empiezan a experimentarse tras haber pasado 2 o más horas utilizando un dispositivo digital. Los síntomas más frecuentes y molestos de la fatiga ocular digital son cansancio y sequedad. Aproximadamente el 70 % de quienes trabajan con pantallas afirman experimentar síntomas de fatiga ocular digital. La pandemia obligó a muchas empresas a recurrir al teletrabajo y esto aumentó aún más la exposición de los trabajadores a pantallas digitales, algunos con m{as de 7 horas conectado en forma visual con su PC.
CANSANCIO Y SEQUEDAD
Aunque el número de horas que una persona pase utilizando dispositivos digitales es sin duda importante (el 30 % de los adultos pasan más de 7 horas al día utilizándolos), los tipos de pantallas y el cambio de un dispositivo a otro también puede suponer un problema para muchos usuarios. Por ejemplo, los reflejos y deslumbramientos pueden provocar que los usuarios guiñen parcialmente los ojos para reducir las molestias. Los deslumbramientos, los reflejos y las variaciones en la luminosidad generan problemas de parpadeo que, a la larga, contribuyen a la inestabilidad lagrimal y generan sequedad ocular. Existen pruebas que demuestran que el uso intensivo de la pantalla del ordenador reduce la frecuencia de parpadeo, lo que altera la distribución normal de las lágrimas y aumenta la exposición de la córnea.
SÍNTOMAS
Pero el problema no solo está en la cantidad de parpadeos. Parpadear incorrectamente también afecta a la estabilidad de la lágrima. La alteración del parpadeo no solo impide que la superficie ocular se lubrique correctamente, sino que también puede reducir la agudeza visual y provocar visión borrosa. Los usuarios de lentes de contacto experimentan una mayor sequedad que los usuarios de gafas. El 85 % de los usuarios de lentes de contacto que utilizan dispositivos digitales experimentan al menos un síntoma relacionado con la sequedad ocular, en comparación con el 71 % de los usuarios que no utilizan ni gafas ni lentes de contacto.
RECOMENDACIONES MÉDICAS
Algunos profesionales de la visión están abordando la fatiga visual digital ofreciendo recomendaciones conductuales, como parpadear con más frecuencia, tomarse descansos breves alejando la vista de la pantalla digital para enfocarla en objetos distantes (la regla 20/20/20), aumentar el tamaño del texto de la pantalla o ajustar la distancia de la pantalla. Otros profesionales de la visión recomiendan algunos productos, pero suelen ser únicamente soluciones parciales. Entre estos productos se incluyen filtros de pantalla, gafas para ordenador o lentes de contacto para reducir los síntomas de sequedad ocular. En el caso de los usuarios de lentes de contacto, la fatiga visual digital podría indicar la necesidad de realizar un cambio en el material de las lentes, el diseño óptico o la solución para el cuidado de las lentes, por lo que mantener una conversación con los pacientes puede ayudar a determinar la mejor forma de actuar.